Adelanta Evo Morales que "tarde o temprano" regresaré a Bolivia, desde exilio en Argentina

EFEEFE

Argentina .- El regreso de Evo Morales a Bolivia ocurrirá "tarde o temprano", aseguró el expresidente de ese país, quien se encuentra exiliado en Argentina, donde sigue atentamente el proceso electoral en el que los primeros sondeos dan como ganador a su exministro, Luis Arce.

El exmandatario sostuvo en conferencia de prensa que el virtual triunfo de Arce revela que ni él ni su bloque alteraron las elecciones presidenciales de 2019, las cuales detonaron en una serie de protestas que generaron su salida  tras haber sido reelecto en esos cuestionados comicios. "El año pasado ganamos sin ningún fraude las elecciones. Y este resultado demuestra que no hubo fraude", dijo.

"Es cuestión de tiempo. Mi gran deseo es volver a Bolivia", dijo el ex presidente, agregando que espera dedicarse a la agricultura.
Evo Morales volvió a insistir en que el Ejecutivo que gobernó tras su salida del país protagonizó un golpe de estado en su contra. Espera asentarse en la región del Trópico de Cochabamba cuando llegue a tierras bolivianas.

Morales, sobre quien pesan en su país varias órdenes para comparecer por acusaciones de genocidio, terrorismo y sedición, que él niega y declara que son "parte de una guerra sucia", agradeció a los líderes de izquierda que le apoyaron y dijo que tras la jornada electoral recibió varias llamadas, entre ellas del Papa Francisco, de la que no dio más detalles.

El expresidente dirigió su partido, Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), desde Argentina, donde espera que resurja el bloque de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

También criticó el rol del imperialismo, aunque sostiene que su bloque busca "tener relaciones con todo el mundo", incluyendo una relación de respeto mutuo con Estados Unidos.

Morales calificó a Arce como "un ministro con mucha cualidad humana, muy humano, solidario, muy honesto", con quien otra vez se va a "levantar Bolivia" para llevarla al crecimiento económico, como aseguró ya hicieron al llegar al gobierno en 2006.

"Vamos a sacar adelante a nuestra querida Bolivia. Vamos a enfrentar la crisis económica, la crisis sanitaria", agregó en medio de fuertes críticas a la gestión de Áñez, periodo en que reiteró su formación política ha recibido amenazas, persecución y detenciones ilegales.

"Yo no podía entender cómo se puede usar la Biblia para hacer odiar al prójimo, para matar, para robar, para despreciar al prójimo, no puedo entender eso, soy católico. Mi madre me enseñó que la Biblia es algo sagrado para tener valores", enfatizó.

En su intervención, Morales agradeció especialmente a los varios presidentes que le "salvaron la vida" cuando tuvo que abandonar Bolivia, entre ellos el ya entonces electo Alberto Fernández, y Andrés Manuel López Obrador, ya que fue México el primer país donde recaló antes de instalarse en Argentina.