Unión Liberal de Ayuntamientos respalda al director del INPI

La Unión Liberal de Ayuntamientos de la Sierra Juárez, que reúne a 26 municipios zapotecos y chinantecos, manifestó su apoyo y respaldo al director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, ante los actos de presión y la ocupación de su oficina en la Ciudad de México.

En un manifiesto, expresó su preocupación por la toma de la sede del INPI por un grupo de integrantes del pueblo indígena otomí, porque afecta de manera significativa la atención demandada por los pueblos indígenas del país.

Expuso que el INPI se ha convertido en una institución cercana a los pueblos y comunidades indígenas de México, pues desde su creación abrió sus puertas para atender las justas e históricas demandas expresadas con exigencia y respeto.

Destacó que la Ley de creación del INPI reconoce como sujetos de derecho público a los pueblos indígenas y a las instituciones comunitarias, entre ellas la asamblea comunitaria, como máxima autoridad.

Resaltó que esto representa un hecho sin precedentes y un avance significativo en la nueva relación de los pueblos y comunidades indígenas con el Estado mexicano.

Por eso, ofreció su apoyo y respaldo a Regino Montes ante los actos de presión, porque su compromiso y trabajo garantiza el ejercicio pleno de sus derechos como pueblos y comunidades indígenas.

Piden diálogo respetuoso 

Además, subrayó que el funcionario contribuye a la búsqueda del bienestar común, especialmente el programa de pavimentación a cabeceras municipales indígenas, donde las comunidades administran los recursos financieros de manera directa, reconociendo así su libre determinación y autonomía.

Mencionó que esta acción de gobierno ha permitido mejorar nuestros caminos y fortalecer la economía local tan importante en estos tiempos de pandemia ocasionada por el coronavirus, así como una relación y forma de trabajo jamás antes vista en sexenios anteriores.

Ante esto, convocó a los manifestantes del pueblo otomí a establecer un diálogo respetuoso con el INPI que permita una pronta atención y un trabajo conjunto para resolver sus sentidas y legítimas demandas.

Aparte de ello, requirió la liberación inmediata de las instalaciones del INPI para dar lugar a la atención oportuna a los pueblos indígenas en todo el país, mediante las acciones y programas aplicados.

Por último, la Unión Liberal de Ayuntamientos de la Sierra Juárez pidió no recurrir a la violencia y optar por una solución pacífica de sus demandas, porque los pueblos indígenas se caracterizan por el respeto y la reciprocidad en cada uno de sus actos.

El documento, está firmado por el presidente, vicepresidente, secretario y el tesorero, Mauricio Cruz Vargas, Federico Hernández Ramírez, Francisco Santiago Cruz y Ariel René Cruz Sánchez, respectivamente.