Así se vivió el primer día de la FIL Oaxaca 2020

Festival literario en plataformas virtuales

El mapa emocional, las inscripciones cotidianas al vivir una nueva realidad, tan distinta al mundo de allá afuera. El estado que provoca el confinamiento, ese nuevo tiempo y la melancolía por haberse alejado de la observación, la contemplación y hasta la calma son los tópicos vertidos en las narraciones de  tres de las voces más relevantes de la literatura mexicana actual: la escritora argentina Selva Almada y los escritores mexicanos Cristina Rivera Garza y Juan Pablo Villalobos, encargados de la charla inaugural de la 40 edición de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO).

En su edición virtual, la unión de estas voces fue el resultado del proyecto de Fondo Ventura para la 40 FILO. El proyecto "Conversaciones" intercaló las letras de estas tres voces, que fueron desde el diálogo habitado por una familia que se turna para mirar por la ventana, otra que hace de sus cenas un pequeño seminario, al relato de una mujer que mira el cielo detectando la luz en todas sus variaciones, hay también memorias de infancia, ideas estimulantes sobre la materialidad de la escritura y referencias a poemas significativos para los autores. 

El telón de fondo para el acto de escribir sobre la pandemia

Selva Almada hizo un recuento de su hogar de metal, un bosque de álamos, un limonero real y compartió  un relato sobre el paso del tiempo, el cómo lo percibe, el cambio de estaciones, la luz del día y las estrellas. Y reflexionó sobre lo que esas impresiones tienen que ver con la escritura o lo que tendría que decir de la escritura alguien que no escribe. Se responde que probablemente todo, para ahora más amorosa con su entorno y con más empatía.

Juan Pablo Villalobos, autor de "No voy a pedirle a nadie que me crea", relató cómo una familia se turnaba para sentarse a ver un árbol afuera de su casa. Contó que se había jurado a sí mismo no escribir nada sobre el virus o sobre el confinamiento, luego cambió de idea. Reflexionó sobre lo que  hubiera sucedido en otras circunstancias o sobre el efecto que opera al observar algo con tanta atención e incluso expresar lo inefable. Aseguró que la contemplación del árbol, el tiempo y el movimiento eran resultado del confinamiento, que había estrechado las dimensiones y había creado una nueva paleta de emociones, resultado de la pandemia.

La escritora tamaulipeca, Cristina Rivera Garza, habló sobre la presencia del ser humano en el mundo, la acumulación, las caminatas, la contemplación, la solastalgia y sobre lo que no hace falta decir, pero nunca está de sobra: “que  la escritura no ocurre en la mente, si por mente identificamos algo separado del cuerpo. La escritura está atada a los  sistemas del cuerpo, y a las formas en que se mueve con el mundo. La imaginación también”. 

En la transmisión en vivo, los escritores unieron sus voces e inauguraron la fiesta de las letras que durará el resto del mes de octubre, con 170 eventos en plataformas digitales, dirigidas a un público específico a través de sus barras programáticas, cuya programación puede ser consultada en la página: www.filoaxaca.com

Mira FILO hacia el futuro sin olvidar el pasado

En una nueva experiencia y era para la realización de eventos virtuales, la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) se inauguró ayer con 582 espectadores en su página de Facebook. En un inicio hubo fallas en la sincronización del audio, lo cual no desanimó a la audiencia, que saludaba y apoyaba a los organizadores. Luego de solucionar las fallas técnicas, se pudo escuchar el mensaje grabado del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, quien celebró las 40 ediciones de la feria a la que calificó como parte del patrimonio cultural de las oaxaqueñas y oaxaqueños.

Durante los primeros 10 minutos de transición sin audio, el único público que pudo enterarse de los mensajes fue el que que sabe Lengua de Señas Mexicana, ya que desde el comienzo de la transmisión se contó con la participación de intérpretes, lo cual marca un antes y después para la FILO, al llegar a nuevos públicos. 

En su mensaje, Vania Reséndiz, presidenta de Fondo Ventura, destacó que la literatura y el arte son los puentes de la feria: “Qué mejor que ir de la mano por medio de la literatura y el arte para repensar la forma en que habitamos este mundo. Les propongo disfrutar de estos días de la FILO virtual, de las actividades preparadas para ustedes, que inviten a su familia, amigas y compañeras a conectarse y encontrarse. Recuerden que las actividades quedarán grabadas en el mundo virtual”.

Guillermo Quijas-Corzo, director general de la FILO, habló de la visión del futuro, recordó que los libros son un registro de nuestro pasado por este mundo y que ofrecen la posibilidad de imaginar otros mundos:  “Los libros, la lectura y la cultura pueden ayudarnos a encontrarnos. Por primera vez no veremos a nuestros públicos a la cara, pero los sentimos muy cerca y empujando. Allá está el futuro. Y hacia él nos dirigimos".