Francisco Álvarez dejó el cigarro para incursionar en el atletismo a los 43 años; tiene 70 años y sigue corriendo

Hoy goza de los beneficios del deporte

“A quien hay que vencer en este deporte, es a la cama”, asevera el hoy disciplinado corredor Francisco Álvarez, quien a los 43 años de edad, por prescripción médica, cambió el cigarro por la práctica del atletismo, deporte que adoptó como un estilo de vida.

Por ello, destaca los grandes beneficios que esta disciplina han transmitido en su salud. El deporte lo ha fortalecido en todos los aspectos, por lo que sugiere a la ciudadanía en general a que se incorporen a la activación física o a la actividad deportiva. 

¿Cómo, cuándo y por qué fue que empezó a practicar atletismo?

Integré el “running” en mi vida de forma sistemática a partir de 1992, simplemente corriendo y aumentando el tiempo cada vez más.  Empecé a correr por prescripción médica ya que mis indicadores clínicos se encontraban arriba de los límites normales y la solución a este problema de salud fue dejar de fumar.

¿Qué le gusto o convenció de este deporte para quedarse?

Empecé corriendo con el único fin de mejorar mi condición física, lo que me llevó a descubrir el Bosque El Tequio, donde daba hasta tres vueltas los sábados.

Y ahí conocí a tres personajes que me reclutaron para formar parte de ese grupo de “locos que corren”, ellos fueron Honorio Acantara Núñez, Tereso y mi siempre recordado amigo Fabián Ramírez Cruz (qepd), quienes me invitaron a entrenar y así lo hice desde ese año a la fecha. Vi que era en serio, que se practica diario y con un programa de entrenamiento, además de que me empecé a sentir muy bien física y mentalmente.

¿Cuáles son los beneficios?

El deporte no desaparece por arte de magia las incidencias y rudezas que todos padecemos en el paso por este mundo durante los años que nos toca vivir, no quita “broncas”, ni problemas; sin embargo, sí permite ordenar la vida, poner cada cosa en su lugar y afrontar lo bueno y lo malo con entereza, firmeza, optimismo, esperanza, templanza, alegría y fortaleza. En suma y en mi caso me deja una mejor calidad de vida y amigos para toda la vida.

¿Cuáles han sido las atléticas de mayor distancia?

He corrido cinco maratones, dos en la ciudad de México, uno en Mazatlán y dos en la ciudad de Oaxaca; así también, participo en todos los medios maratones o carrera atlética que me es posible y que se organizan en la ciudad.

La asistencia al Medio Maratón de Veracruz es ya una costumbre para usted y su equipo. ¿Es así?

De las 16 ediciones que van, creo que hemos participado aproximadamente en diez. Cada año nos ponemos de acuerdo los integrantes del Club Atlético Torbellino y nos vamos en grupo, y hemos vivido maravillosas experiencias. Es una tristeza que se haya cancelado la edición del 2021 pero, claro, primero es la seguridad de todos ante la pandemia (del COVID-19).

¿Cómo es que ha podido combinar el atletismo y el trabajo?

A quien hay que vencer en este deporte es a la cama, solo así se puede combinar exitosamente con el trabajo. Me levanto a las 06:30 horas y salgo a cumplir con mi programa semanal que previamente me envía por internet mi Reynaldo Hernández; le dedico entre una hora y media a dos, todos los días.

Durante la pandemia ¿Cómo se ha organizado o adaptado para seguir ejercitándose o haciendo atletismo?

En los días del confinamiento brutal que vivimos realicé en casa un tutorial de ejercicios para mantener la condición física y a partir de la evolución de la pandemia y en la medida en que se conoce el comportamiento del virus, ahora salimos a correr con cubrebocas, guardando la sana distancia y en lugares con muy poca gente, como por ejemplo el cerro de San Felipe del Agua. Todo dentro de la nueva normalidad, anhelando que lleguemos pronto a la normalidad con su ambiente, la convivencia y la competencia.

¿Cuál es el mensaje que le deja a los jóvenes?

Recomiendo a todas las personas la práctica de algún deporte pues en lo individual nos aporta serenidad en la toma de decisiones y nos lleva a soluciones pensadas, maduras y generosas, nos ordena la vida y en suma hace realidad lo dicho por Decimo Junio Juvenal: “Mente sana en cuerpo sano”, que no es otra cosa que el cultivo de la mente, el cuerpo y el alma para alcanzar el equilibrio tan necesario para afrontar la vida. 

Álvarez Figueroa es economista de profesión y hasta el pasado 30 de agosto fue Comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Oaxaca (IAIP); hace varios años también ocupó la Subsecretaría de Transparencia en el Gobierno del Estado de Oaxaca.

EN CORTO

Nombre: Francisco Javier Álvarez Figueroa

Fecha de nacimiento: 29 noviembre 1949

Lugar de nacimiento: Oaxaca de Juárez

Padres: Francisco Álvarez Zavaleta y Bricia Figueroa de  Alvarez

Hijos: Julieta, Francisco Raúl y Mariana

Nieta: Marion