No hay recursos para un segundo pago del bono COVID: SSO

Se arrastra deuda millonaria, afirma Casas Escamilla

El titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, descartó que el Gobierno del Estado vaya a pagar otros cinco mil pesos por Bono COVID-19 a 11 mil 635 trabajadores que ya lo recibieron.

"No tenemos recurso para un segundo pago que no es obligatorio", aclaró. En entrevista detalló que otorgar este bono a 11 mil 635 trabajadores representó un gasto global de 58 millones 185 mil pesos.

De esa cifra 23 millones 200 mil pesos se lograron por con aportación voluntaria de trabajadores de confianza y los otros 35 millones a través de la Secretaría de Finanzas.

Sin definir el monto ni los criterios de selección del personal que lo recibiría, a inicios de abril el gobernador Alejandro Murat anunció la entrega de un bono extraordinario para el personal que ayudó a atender a pacientes con COVID-19.

El retraso para el pago generó inconformidades desde julio pasado y protestas en septiembre, como medida de presión para el pago de 10 mil pesos para más de 10 mil trabajadores.

El 21 de ese mes, tras una reunión de ocho horas con el gobernador Murat, las diferentes secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA) acordaron un pago de 5 mil pesos como bono COVID-19 y gestiones para un segundo pago en octubre.

Casas Escamilla precisó que no habrá un segundo pago porque se carecen de recursos y la dependencia arrastra “una deuda impagable” de más de diez mil millones de pesos, de los cuales 7 mil 400 millones son hacia terceros institucionales como la Secretaría de Administración Tributaria.

Deuda impagable

Otros 2 mil 700 millones de pesos se adeudan al ISSSTE con quien está pendiente la firma de un posible convenio para pagar ese monto a lo largo de 15 años.

La deuda que se comenzó a generar en administraciones pasadas se sustenta en descuentos al sueldo de trabajadores que se desviaron para el pago de nómina que carece de techo presupuestal, como poco más de 2 mil trabajadores de contrato, lo que obliga a una reestructuración de los Servicios de Salud de Oaxaca.

Apenas la semana pasada Rosa Lilia García Kavanag fue sustituida en el cargo de subdirectora de Innovación y Calidad en los Servicios de Salud de Oaxaca, en cuyo lugar se nombró a Héctor Matus Santiago, pero “sigue siendo parte de la dependencia, directamente conmigo”, aseguró.

Descartó la renuncia de Martín Mathus Alonso como subdirector de Administración y Finanzas, quien aseguró sigue trabajando, a pesar de que se hizo pública la renuncia con fecha 5 de octubre.

Mathus advierte colapso

En el escrito que Mathus Alonso dirige a Donato Casas, le argumenta que su renuncia obedece a “que los cauces de responsabilidad, autoridad y seguimiento de objetivos, han sido reiteradamente violados por usted y su equipo de trabajo”.

Mathus describe que a pesar de las reuniones con el gobernador Alejandro Murat para el saneamiento financiero de los Servicios de Salud con medidas severas, éstas “son socavadas, desviadas, mal interpretadas, no apoyadas y tendenciosamente manejadas como responsabilidad directa de un servidor”, a la vez que advierte que de seguir así la dependencia va “al colapso en todas sus vertientes”.