Aplicarán plan contra violencia de género en Tuxtepec

Mediante órdenes de prevención

TUXTEPEC, OAX.-Ante el aumento de violencia contra las mujeres y las niñas durante la pandemia del Covid-19, el Poder Judicial de Oaxaca, realiza ya trabajos para implementar el proyecto piloto a nivel nacional para el fortalecimiento de la respuesta de las instituciones de justicia ante el incremento de todo tipo de acto violento, tanto físico como psicológico, muchos de ellos con trágicos desenlaces.

Ante esto, el coordinador de Derechos Humanos "Mahatma Ghandi", Pablo Chávez Zavaleta, consideró el proyecto como positivo como medida de protección para las mujeres y las niñas, lo cual es apoyado por la embajada de Canadá, en lo cual la unidad de igualdad de género del Poder Judicial, ha señalado que este trabajo tiene como finalidad, el de fortalecer la emisión de órdenes de protección como un mecanismo sencillo, eficaz y rápido con el que cuentan las mujeres, las niñas y los niños que sufren algún tipo de violencia de manera especial durante la etapa de contingencia sanitaria.

Apuntó que tiene entendido que la estrategia contempla diferentes ejes como el fortalecimiento de actitudes, capacidades teóricas y prácticas de las personas impartidoras de justicia, una guía para la atención de dichas órdenes y la difusión de sus alcances, principalmente en comunidades indígenas para que las mujeres sepan que hacer y a donde acudir cuando viven una situación de violencia.

Por lo que de acuerdo con la guía de acciones del Poder Judicial del estado, para la prevención y atención en materia de violencia de género ante la contingencia del Covid-19, las órdenes de protección son consideradas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como uno de los recursos jurídicos más efectivos puestos a disposición de las mujeres víctimas de violencia.

Herramienta jurídica que se utilizó por primera vez en los Estados Unidos de Norteamérica en 1979, representó una solución inmediata para mujeres víctimas de violencia, principalmente en el ámbito familiar, ya que los tribunales resolvieron obligar a quien había cometido un acto de violencia a abandonar de forma inmediata el domicilio de la víctima, con la finalidad de evitar que se siguieran presentando situaciones de violencia, o bien que se agravara.