Deslumbran de manera digital

En su segunda edición, esta iniciativa de moda comprometida con difundir el talento nacional a todos los niveles, sobre todo en sustentabilidad e inclusión, tuvo grandes aciertos ya que el formato digital fue acertado para mostrar la ropa de diseñadores mexicanos de renombre.

"Buscamos empoderar al mundo de la moda y arte nacional por medio de esta plataforma. Romper barreras para mostrar al mundo un México con poder para trascender en la industria de la moda y el arte", afirmó Emiliano Ramos, uno de los fundadores y miembro de una familia con gran tradición en la producción de grandes espectáculos fashion. Otra de las personas clave fue el curador de la misma, el también diseñador Edvard Nielsen quien se dedicó a buscar a creadores que realmente ofrecieran algo nuevo.

Así, un simple cuadro verde ayudado por la tecnología sirvió para mostrar los desfiles de nuevos creadores mexicanos, y uno que otro consagrado, cada uno de los cuales escogió una escenografía de acuerdo a los diseños presentados. Todo con una sola modelo y con una pequeña pasarela que se transmitió digitalmente.

De esta manera, destacaron las propuestas de Irene de la Vega con cortes, texturas y colores que representan la naturaleza con diseños asimétricos y frescos así como la pasarela de Zorobabel flores, como siempre dedicado a trabajar la mezclilla en muchas formas y que logró diseños muy bien construidos y bellos en esta ocasión.

Por su parte, Janette Toscano mostró siluetas femeninas románticas y atemporales, mientras Doxa dio a conocer gran surtido de prendas con toques atléticos y deportivos ideales para estas épocas.

La firma Nayibi, por su parte, se decidió por una colección inspirada en el arte de la pintura callejera mexicana con mucho color y estampados mientras que la marca Cezar, del diseñador Cezar Morfín, mostró piezas para todos los géneros donde destacan las bomber jackets con muchos motivos alegres.

En un mar encrespado, Carmen Rion, un referente ya en la moda nacional, sorprendió con sus piezas únicas bordadas a mano por artesanas chiapanecas y que estuvieron inspiradas en el Golfo de Veracruz. La firma Yoemor mostró en su colección titulada Alicia amplios vestidos sutiles con románticos estampados acompañados de grandes sombreros a juego.

Mención especial para la firma kuxul_pok por Alberto López que con sus tejidos cien por ciento mexicanos ha logrado traspasar fronteras y llegar a presentación en el mismo París.

Hay que mencionar que en esta segunda edición se ofreció visita a una galería de arte digital en donde pudo observarse la obra de varios artistas plásticos contemporáneos.

Distintos estilos y propuestas en un coctel de creatividad, raíces mexicanas, ganas de crecer y todo ello enmarcado en un entorno digital y futurista.