Jorge y Aleida, nominados de Oaxaca al Premio Internacional de la Paz Infantil

Por su labor altruista

Aleida Ruiz Sosa, bailarina de ballet, activista promotora los derechos humanos e igualdad de género, así como Jorge Gracida, quien fabricó y donó máscaras protectoras para trabajadores de la salud que enfrentan la COVID-19, fueron nominados por Kids Riths al Premio Internacional de la Paz Infantil (International Children's Peace Prize), galardón que el año pasado fue otorgado a Greta Thunberg de Suecia y Divina Maloum de Camerón por sus acciones a favor del mundo.

"No hay camino hacia la paz, la paz es el camino", así parafraseando a Mahadma Gandi, Aleida Ruiz Sosa de 15 años de edad, destacó su deseo de luchar cada día a favor por los derechos humanos y de sentirse honrada con la nominación.

En total fueron 142 niños y niñas nominadas de 42 países a este galardón que es considerado el premio novel de la paz infantil. De México fueron cuatro y dos de Oaxaca: Aleida y Jorge.

Aleida, es bailarina de ballet. Su trayectoria como activista inició desde a muy corta edad dando talleres a personas adultas mayores, a niñas y niños con cáncer, así como a mujeres presas del penal de Tanivet, Tlacolula.

La adolescente es autora del libro "Arcoíris" en donde promueve los derechos de las mujeres y elimina estereotipos de género. La publicación nación a partir de inquietud de Aleida por recabar fondos para donar a causas sociales.

"Su nominación es una felicidad muy grande y un logro", expresó Ariadna Sosa, madre de Aleida, quien recordó que su camino en el altruismo ha sido inspirado por grandes y afamadas mujeres como la pakistaní Malala Yousafzai, pero también por su abuela, quien siempre ha inculcado en ella el devolver en acciones todo lo bueno que la vida le ha brindado.

Jorge Gracida, también está nominado

En el inicio de la pandemia, Jorge Gracida de 12 años de edad acaparó los reflectores del país al destinar todos sus ahorros para fabricar caretas hospitalarias que ayudaran a proteger al personal médico contra la COVID-19.

En un primer momento elaboró y donó 40 mascarillas, después fueron más de 200 a partir de ayuda de sus familiares, quienes se unieron con recursos a su causa.