Moros y Cristianos, una danza para la virgen en la Costa de Chiapas

René AraujoRené Araujo

René AraujoRené Araujo

René AraujoRené Araujo

René AraujoRené Araujo

René AraujoRené Araujo

René AraujoRené Araujo

En Escuintla, para celebrar a la virgen del Rosario, realizan un encuentro entre Moros y Cristianos, cuyo simbolismo es parte de su historia.

La cronista Sofía Moteles Habitó documenta que "se trata de un grupo de danzas que fueron introducidas por los evangelizadores tras la conquista de los pueblos indígenas de Mesoamérica. Su propósito principal era difundir nociones relacionadas con la nueva situación política y con la cosmovisión cristiana, en la que la lucha entre el bien y el mal es fundamental."

La danza de Moros y Cristianos, dice la cronista, se representaba en España desde siglos atrás de la conquista, "y en ella los contendientes son moros o individuos considerados paganos (Pilatos, por ejemplo), en tanto que los cristianos encarnan en figuras como Santiago, Carlo Magno, los Pares de Francia. La danza es la representación misma de 'Los doce pares de Francia a la historia de Carlo Magno'. El libro se inicia con una referencia a los orígenes de los reyes francos y su conversión al cristianismo, defendiendo su fe, tiene un enfrentamiento bélico con el ejército turco del almirante Balán y su hijo Fierabrás, rey de Alejandría. Los cristianos ganan la batalla a los turcos o moros. De esta forma se demuestra la hegemonía de la religión católica sobre la religión pagana".

Documenta que actualmente, sólo en cuatro pueblos en la costa de Chiapas se conserva esta danza: en Acapetahua, el día 2 de febrero para celebrar a la virgen de Candelaria; en Escuintla, el 7 de octubre para la virgen del Rosario; en San Felipe Tizapa, el 15 de agosto que se festeja a la Virgen del Tránsito; y en Villa Comaltitlán el 13 de diciembre que celebra a Santa Lucía.

"La marimba es la que interpreta la marcha principal donde bailaran todos: cristianos y moros; los cristianos terminan convirtiendo a los moros a su religión después de terribles batallas, y el rey cristiano recibe del rey moro su dios, un muñeco de madera que representa a Mahoma en quien ha dejado de creer, para recibir las aguas del bautismo.

Todo esto sucede porque la hija del rey moro: Florhipe se enamora de un cristiano que la convierte al catolicismo, y ella a su vez, hace que toda su gente sea bautizada por la religión católica."

Aunque este 2020, la pandemia por el Covid 19 ha cancelado varias celebraciones, te compartimos lo registrado el año pasado, como una muestra de la vigencia en las tradiciones de la entidad.