Taxistas de Oaxaca han perdido 80% de pasajes desde el inicio de la pandemia

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Trabajadores del volante intentan sobrevivir a la falta de ingresos.

De acuerdo con algunos trabajadores del volante, el hecho de que no haya gente en las calles como hasta antes de la pandemia, ha significado un duro golpe para su economía, pues al no haber pasajeros, usuarios, la demanda de sus servicios baja considerablemente.

“Yo creo que hasta en un 70, 80 por ciento más o menos. Ahora tardamos más esperando pasaje. Si andamos en ruta o de camino, tampoco hay mucha gente que quiera el servicio”, comentó el señor Javier respecto a cuánto considera que cayó la cantidad de trabajo tras la pandemia.

Sobre las razones por las cuales la gente usa en menor proporción los taxis tras el punto álgido de la pandemia, el taxista aseguró que es normal la situación que se vive actualmente.

“Al menos yo, en mi caso, la estoy sobrellevando porque pues sí, es normal ahorita que la gente tenga miedo, crea que se puede contagiar hasta en la tienda ¿no?, entonces pues nada, hay que ser pacientes y buscarle, que seguro ya habrá alguien que ocupe un viaje”, dijo.

Por otra parte, Juan Carlos, taxista foráneo, comentó que aunque desde su perspectiva lo más grave de la pandemia ya está pasando, la desconfianza de la gente se mantiene y reflejo de ello es la baja en su trabajo.

“Pues de entrada nos pusieron la restricción, la cual la verdad pues muchos no respetamos, hay que ser sinceros. Pero bueno, imagínate si la respetamos, nada más vamos a subir a dos personas desde ‘La Y’ hasta el Centro, 30 pesos. Pues no conviene. Entonces pues ahorita la gente, que ya empieza a salir, que ya anda más en la calle, busca que sea así, nada más ir dos en un taxi y pues no se suben, eso pues es pérdida para uno”, comentó.

Finalmente, admitió que a los foráneos no les afectó tanto la pandemia y se solidarizó con otros compañeros del gremio a los que ve más perjudicados.

“Yo he platicado con mi compadre que también trabaja un carro pero él está en el Andador Turístico. Ahí sí de plano mira, muerto… como no hay gente, no hay turistas, pues casi no hay viajes. La gente no sale como antes, que dos, tres de la mañana agarrabas buenos viajes. Ahorita como no hay bares y hay restricciones pues no se puede”, concluyó.