Oaxaca, referente de la medicina tradicional; buscan rescatar esta disciplina

La medicina tradicional atiende el aspecto físico, la mente y la energía.

Aura Montiel, médica tradicional, afirmó que Oaxaca es uno de los estados referentes de esta disciplina, ya que son muchas las mujeres que se dedican a esta actividad, pues incluso ha sido sede de encuentros de curanderos a nivel mundial.

Detalló que la medicina tradicional ha tomado un papel importante dentro de esta ciencia, pues cada vez más personas se acercan a tratarse de esta forma, debido a que los tratamientos occidentales no les han ayudado en la mejoría de su salud.

“En Oaxaca, al tener muchos municipios y etnias, hay varios tratamientos y eso nos representa; no obstante, en otros estados está muriendo, sobre todo en el norte del país, por ejemplo los maestros huicholes y tarahumaras. Por eso, los jóvenes estamos tratando de que no se pierdan”, compartió.

¿Qué es?

Para la médica Aura Montiel, la medicina tradicional es el trabajo que se realiza por los cuatro elementos de la naturaleza para equilibrar a las personas, ya sea por la tierra a través de las plantas, agua por el mezcal, el aire con el copal y el fuego con el sahumador o los rebozos.

Recordó que estas prácticas se utilizan desde la existencia de la humanidad, principalmente desde las parteras, que aunque no tenían ese nombre, brindaban el acompañamiento en el nacimiento de nuevas generaciones.

“Yo quería estudiar Medicina occidental, pero me decidí por la tradicional porque atendemos el espíritu y el físico, ya que las emociones son energía y tienen que ver con el contexto social, familiar y no sólo curar todo con un Paracetamol”, confesó.

Cómo trabaja la medicina tradicional

Relató que la medicina tradicional no busca sustituir a otras, sino que tiene su propia identidad y espacio, pues es efectiva porque atiende tres aspectos de la salud: el físico, la mente y la energía.

“Si uno de estos elementos está mal, el resto también y casi siempre la medicina moderna sólo atiende el físico; mandan medicamentos y aunque son avanzados, no ven la integridad de la salud, pero nosotros revisamos otros aspectos”, detalló.

Compartió que en ocasiones, el mal puede ser físico y emocional, por lo que conocer hasta lo íntimo, lleva un proceso terapéutico que -admitió- es más largo que el tratamiento occidental, pero es necesario para restablecerse.

“Las personas están acostumbradas a que les den pastillas y en poco tiempo ya estén bien, pero como las emociones y energía no son atendidas, vuelven a enfermarse rápidamente”, destacó.

Demandan servicios "rápidos"

Aunque mencionó que los oaxaqueños se han acercado a ella y a sus compañeras, lo hacen más por tratamientos “rápidos” como limpias, sobadas, pero son pocos los que se atienden de manera integral y terapéutica, debido a la prisa de sanar.

La médica tradicional relató que en una ocasión trató a una joven que tiene Virus del Papiloma Humano (VPH), quien acudió por el tema estético, pero a quien ayudó durante varios meses con ayuda de herbolaria, tés y después de hacerle estudios endovaginales, ya no tenía el virus presencial.

Asimismo, agregó que otras personas han buscado tratamientos para fertilidad, ya que en ocasiones no es físico como una trompa de falopio tapada como lo diagnostican los médicos, sino que se tiene que dar un proyecto o sentido integral.

“También se le da una sobada para preparar el cuerpo, hacerlo consciente y el embarazo ocurre. Nosotras podemos leer a la gente, pues en ocasiones no nos quieren decir o les falta decirnos algo”, destacó.

Rescate de la medicina tradicional

Aura señaló que la medicina tradicional los hace más conscientes de la vida, a valorar la salud y a tener un crecimiento en la filosofía de vida; por ello, están en el rescate de esta alternativa.

“Queremos seguir promoviendo para que más jóvenes que quieren seguir con el camino ancestral lo hagan; no sólo es una costumbre o tradición, sino que tiene razón de ser. Es efectivo y los jóvenes están poniendo los factores científicos del porqué funciona una limpia hasta los tratamientos energéticos y espirituales”, manifestó.

Compartió que lleva cinco años desde que comenzó a prepararse en la medicina tradicional, además de que es partera, debido a que la misma maternidad la llevó a darse cuenta de cómo están naciendo actualmente los niños, ya que la manera en la que llegan a la vida, tiene un impacto a futuro.

Asimismo, mencionó que en Oaxaca existe una escuela de medicina tradicional; no obstante, es privada, por lo que muchas personas no pueden acceder a ella, además de que no emiten un certificado sobre esa profesión. Por ello, muchos jóvenes buscan a abuelitas que tengan estos conocimientos, para compartirlos.

La medicina tradicional y la COVID-19

La médica compartió que la contingencia sanitaria provocó que muchas mujeres buscaran alternativas para concebir a sus hijos, pues se dieron cuenta que dar a luz en el hospital es peligroso debido a la poca higiene; incluso, mencionó que aunque la clínica de partos que tienen lleva dos años, apenas este año ha sido más visitada.

“A diferencia de los hospitales, nosotros no tenemos protocolos. Ellos, desde que los ingresan las canalizan y eso es terrible, pues invade el espacio. Son cosas que deben hacer cuando lo necesitan. La medicina tradicional da un trato personal desde los dolores hasta la lactancia”, enfatizó.

Agregó que varios pacientes con COVID-19 han utilizado herbolaria para atender la enfermedad, que aunque no la desaparece, ayuda a que los síntomas sean menores; por ello, afirmó que la mejor medicina es la alimentación.

 

¿Dónde encontrar a Aura y demás médicas tradicionales?

  • Tercera privada de Guadalupe Victoria 107, colonia Libertad. 
  • A tres cuadras del Jardín Morelos. 
  • Oaxaca de Juárez.

 

Algunos tratamientos que ha realizado Aura:

  • VPH
  • Fertilidad
  • Limpias
  • Aminorar síntomas de COVID-19
  • Partos


 

¿Qué atiende la medicina tradicional?

  • Físico
  • Mente
  • Energía

 

Para saber

La medicina tradicional indígena está reconocida en la Constitución Política en el artículo 2, como derecho cultural de los pueblos indígenas.