Estrés y depresión infantil se debe detectar a tiempo

Félix Camas Félix Camas

A través de la Coordinación de Prevención del Delito de la Fiscalía General del Estado, emitió una serie de recomendaciones.

San Cristóbal de Las Casas.- Para la psicóloga Paola Servín Parax es de suma importancia que los padres de familia puedan detectar en sus hijos si existe en ellos el estrés o depresión infantil, para prevenir un sinfín de problemas en el futuro e incluso el suicidio, por lo que a través de la Coordinación de Prevención del Delito de la Fiscalía General del Estado, emitió una serie de recomendaciones.

En una cápsula informativa explicó que uno de los ejercicios más efectivos para detectar el estado emocional de los niños es recostarlos sobre un tapete o alfombra, en un espacio seguro donde se pueda sentir tranquilo, colocar una pelota pequeña en su ombligo, poner música relajante y pedir que se imagine que se ha comido un globo y quedó atrapado en su estómago.

“Y que él quiere inflar y desinflar ese globito con su respiración. le vas a pedir que respire profundo por su nariz, llevando todo ese aire hacia su pancita para inflar ese globo grande, grande, y luego le vas a pedir que exhale por toda la nariz lentamente hasta que el globo quede desinflado y que mientras hace ese ejercicio, que observe cómo está pelotita va subiendo y bajando”.

Servín Parax recomendó observar la respiración del niño si se encuentra en armonía o alterada, si se identifica que al pequeño le cuesta trabajo realizar ese ejercicio de respiración puede que esté teniendo un conflicto emocional o alguna angustia, “él puede comunicártelo con más calma si tú entablas una conversación consciente con él”.

“Pero recuerda que la respiración es esencial para saber qué es lo que está sucediendo con nosotros, la respiración es lo que nos trae de vuelta, es una de las formas de estar al tanto del desarrollo emocional y psicológico del pequeño”, agregó.

Asimismo, dijo que es de suma importancia crear un entorno seguro para el niño, que sienta que alguien lo impulsa en su desarrollo y evitar ambientes hostiles, ya que se puede dañar su autoestima y sus estructuras cerebrales serán débiles.

“Los niños en sus primeros años son como una esponjita, todo lo que observan y sienten en su entorno será parte de ellos, de ahí la importancia de construir un estado de armonía para que no se altere su sistema e identificar desde pequeños si están sufriendo alguna alteración o si padecen de estrés o depresión infantil”, concluyó.