Revela NYT que Trump no paga impuestos, pero gasta 70 mil dólares en peluquería al año

Picture AlliancePicture Alliance

Según una investigación del diario The New York Times, Donald Trump no paga impuestos y, en cambio, dedica mucho dinero al cuidado de su cabello.

El diario asegura que el presidente de Estados Unidos no solo no ha pagado impuestos federales en 11 de los 18 años que hay entre 2000 y 2017, sino que además tiene una deuda millonaria y reduce su base imponible declarando gastos enormes en cuidado del cabello y en la maquilladora de su hija  Ivanka Trump.

El reporte ha llamado la atención porque descubrió que el mandatario solo pagó 750 dólares de impuestos en 2016 y otros 750 en 2017, y expone al mandatario como un empresario de negocios ruinosos, un volumen de deudas que pone en riesgo su solvencia y una enorme gama de trucos para deducir impuestos. Por ejemplo, recibió una devolución de 72,9 millones de dólares del fisco estadounidense por los impuestos que pagó entre 2005 y 2007, justo los años en que más declaró. Esto, luego de que se acogiera a una medida creada por la crisis de 2008. El Servicio de Recaudación de Impuestos tiene abierta una auditoría al respecto.

Asimismo, la investigación determinó que el presidente tiene deudas personales que alcanzan los 421 millones de dólares, las que deberían ser pagadas en los próximos cuatro años. Si llega a ser reelegido, podría ocurrir que el presidente de Estados Unidos se tuviera que declarar insolvente. Asimismo, declara como "inversión” y no como "vivienda” su gigantesa mansión en Seven Spring, al norte de Nueva York. Así ahorra en impuestos.

Sin embargo, lo más llamativo ha sido el hallazgo de que redujo su base imponible declarando gastos por 70.000 dólares en el cuidado de su cabello en sus años como responsable de "The Apprentice”, un reality show donde se buscaba a un director para alguna de las empresas de Trump, y otros 100.000 para el pago del estilista y la maquilladora preferida de su hija Ivanka. Algo parecido ocurrió con el uso de su helicóptero. Trump también pagó casi 750.000 dólares a su hija Ivanka por trabajar en la Organización Trump, otro costo que puede deducirse y que podría ser fraudulento.

En el período investigado, Trump ingresó cerca de 427 millones de dólares tanto por su programa de televisión como por ceder su nombre a proyectos inmobiliarios y otros negocios. Sin embargo, entre mediados de los ochenta y fines de los noventa había perdido cerca de 1.000 millones de dólares. El presidente evitó pagar impuestos de sus buenos años trasladando pérdidas de sus malos años, en los que se había convertido en uno de los mayores declarantes de pérdidas personales de todo el país.

Trump, que se ha negado a dar a conocer su declaración de impuestos, rompiendo una tradición entre los presidentes, se defendió señalando que lo publicado por el prestigioso diario neoyorkino eran solo "fake news”.