Comerciantes de oaxaqueños resurgen de la crisis e impulsan cooperativa

Su comercio había quebrado

El objetivo de los integrantes es generar ingresos, además de dar a conocer productos de pequeños agricultore

Durante varios años, Renato, Martín, Vinik y Juan trabajaron ofreciendo tours a los turistas, además de atender su mezcalería; no obstante, debido a la contingencia sanitaria por la COVID-19, su negocio quebró.

Sin embargo, las ganas de continuar ocupando su local ubicado en Murguía 407 en el Centro Histórico, hizo que los cuatro compañeros de trabajo crearan una cooperativa e invirtieran una pequeña cantidad para darle un giro al trabajo que habían desempeñado por años, además de brindar un espacio a maestros mezcaleros y productores de frutas y verduras.

Renato Zárate decidió encargarse del área de la cocina y ofrecer rollitos de sushi, pero hechos con guisados oaxaqueños, mientras Martín Ventura prepara pizzas con quelites, entre otros productos vegetarianos, ya que afirman que con este tipo de cocina dan una identidad y refuerzo cultural.

Mientras que Vinik Juré cambió dar tours a palenques de mezcal para ofrecer esas experiencias en San Lorenzo Coop, como han llamado a su cooperativa, además de preparar café de alta especialidad.

“La idea nació por la necesidad de abrir el espacio después del semáforo de riesgo epidemiológico color rojo. Se dio la oportunidad de abrir los restaurantes y bares y se nos prendió el foco para presentar la idea al antiguo jefe y coordinador para reactivar el lugar porque estaba quebrado”, compartió Renato.

Compartió que Juan Villegas no quería abandonar el lugar, pero tampoco podía mantenerlo, por lo que aceptó la idea de sus tres compañeros y ahora socios, además de que les daría más libertad de decisión entre ellos.

Actualmente, están remodelando el lugar, pero también ya están ofreciendo servicio ya que necesitan los ingresos, cambiaron el nombre y la ubicación de la decoración, retoman algunas ideas de trabajo, pero también quitaron y agregaron otras.

Oportunidad a productores

Martín Ventura relató que después de varias pláticas comenzaron a ver las diferentes posibilidades para reactivar el lugar a partir de ofrecer variedades de mezcal como ya lo venían haciendo, pero quisieron integrar alimentos.

Fue así que iniciaron operaciones el 5 de septiembre y aunque admiten que no han llegado muchos clientes, continúan abriendo ya que necesitan ingresos para remodelar el local, además de ayudar a los productores que han conocido en estos meses.

“No queremos sacar provecho comercial de los productores; queremos compartir y respetar la tradición y conocimiento que hay detrás de sus siembras y elaboraciones; por eso tuvimos que recorrer varias comunidades hasta encontrar los productos que estamos ofreciendo y utilizando”, detalló Martín.

Los trabajadores compartieron que recorrieron las distintas regiones del estado buscando mezcales vendidos por los mismos productores para dar a conocer su trabajo; “fuimos probando y preguntando; fue difícil porque hay mediadores incluso en las comunidades”.

Agregaron que lo mismo ocurrió con los ingredientes para la cocina, pues no quieren utilizar productos industriales o de supermercado, sino lo cosechado por las mismas familias oaxaqueñas.

“En ocasiones, los ingredientes vienen de otros estados, pero en el estado hay mucha calidad y que en ocasiones no tiene que ver con la estética de los productos como es el caso de los supermercados, que no porque se vean los productos grandes y brillantes, quiere decir que el sabor es así”, enfatizó Martín.

Regresarán a las experiencias

Renato y Martín recuerdan que antes de la contingencia sanitaria tenían “experiencias” que consistían en tours por el Mercado de Abasto y clases de cocina oaxaqueña.

“El del mercado era para que la gente conociera cómo es la gente real y el día a día, porque en ocasiones sólo conocen el Benito Juárez y 20 de Noviembre, que sólo están hechos para recibir turismo”, señaló Martín.

Mientras las clases de cocina eran de cocina oaxaqueña en las que mostraban cada uno de los ingredientes de los platillos más conocidos del estado y los que no, aunque admitieron que no fue adecuado sólo depender de estos ingresos.

“Teníamos hasta 14 personas en el de cocina y 8 en el del mercado y durante la época de mucho turismo, dábamos dos cursos diarios; pero quizá fue un error depender de esto, porque cuando empezó la pandemia, de un día para otro, el turismo desapareció”, recordaron.

Los integrantes de la cooperativa informaron que en la fecha que el semáforo amarillo se mantenga por más tiempo, regresarán a hacer estas experiencias, pero mientras ya ofrecen el servicio de restaurante y mezcalería para quieren quieran no sólo apoyarlos, sino también a toda la gente que hay detrás de cada ingrediente.

“Hemos recibido a algunas personas, pero esperamos se acerquen más. Contamos con las medidas sanitarias, precios accesibles y alimentos que estamos experimentando. Tenemos más ideas, pero queremos que estos funcionen primero”, aseguraron.

 

Sobre San Lorenzo Coop:

Dirección: Murguía 407 

 

Integrantes/socios:

  • Vinik Juré (Mezcales y Café)
  • Martín Ventura (Cocina)
  • Renato Zárate (Cocina)
  • Juan Villegas (Administración)

 

Horario:

Martes a sábado 

9 de la mañana a 6 de la tarde

 

10 %

De micro y pequeños negocios cerraron definitivamente en Oaxaca a causa de la pandemia

Fuente: Canacope-Servytur Oaxaca

 

15

De 250 afiliados de Canacope pudieron acceder a créditos de 25 mil pesos

12

Accedieron al programa de apoyo al empleo formal