Registra DDHPO 13 quejas de policías por violentar derechos

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Los elementos policiacos ponen cada día en riesgo su vida.

De acuerdo con la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca (DDHPO), del primero de enero al 25 de septiembre de este año ha recibido 13 quejas interpuestas por elementos de corporaciones policiacas.

El informe señala que en su mayoría son “por falta o deficiencia en la fundamentación o motivación de los actos de autoridad”, además que 8 de las denuncias fueron interpuestas por policías estatales, mientras que 5 por municipales.

Las principales violaciones a los derechos humanos que han sido señalados por los policías son: discriminación que niegue, restrinja u obstaculice el derecho al trabajo con motivo de su origen étnico o nacional, sexo, edad, orientación sexual e identidad de género o discapacidad o cualquiera otro dato relacionado con su identidad.

Conductas contra, u omisión de deberes relacionados con la vida e integridad de las mujeres, además de detenciones arbitrarias.

Asimismo, también se han emitido quejas por inaplicación del debido proceso en todos los procedimientos que afecten la situación laboral de las personas en los centros de trabajo, incluido el derecho a contar con asesoría jurídica y una defensa debida.

También por incumplimiento de una obligación o un deber constitucional, inobservancia del principio de juicio previo y debido proceso; interferencia arbitraria, obstaculización, negación o restricción del acceso igualitario a la oferta laboral.

Aunque han sido pocas, también se han denunciado violaciones a derechos humanos como ordenar, permitir, encubrir, consentir o permanecer indiferente frente a la comisión de conductas contra, u omisión de deberes relacionados con, la vida e integridad de las mujeres.

Ordenar, permitir, encubrir, consentir o permanecer indiferente frente a la falta o deficiencia en la fundamentación o motivación de los actos de autoridad.

Cabe destacar que en el caso de los policías y militares quienes son identificados como trabajadores de los Servicios Públicos de Emergencia (SPE), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que es una agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), han señalado que las inestables condiciones laborales y de seguridad social causan más estrés que los peligros que afrontan en el trabajo. 

Un texto de la Revista Trabajo señaló que "los trabajadores de los SPE tienden a citar factores administrativos u organizativos como sueldo insuficiente, opciones de promoción profesional limitadas, exceso de trámites administrativos o la falta de apoyo como fuentes de estrés superiores a factores relacionados de manera específica con sus tareas, como el trabajo en turnos rotativos, la interferencia en la vida familiar o el miedo a la enfermedad o a la violencia".

Asimismo, los trabajadores integrantes de los SPE realizan su trabajo bajo una cadena de mando rígida, que tiene como finalidad reducir la incertidumbre y garantizar que se cumplan los procedimientos establecidos.

 

Denuncias

  • 8 por policías estatales
  • 5 por municipales