Cárteles se actualizan y distribuyen drogas a través de la web

MilenioMilenio

Ciudad de México .- Los cárteles de la droga no tienen límites y se han adaptado a la nueva realidad, han migrado a las nuevas tecnologías para distribuir grandes cargamentos de droga y hasta pequeñas dosis.

Derivado de la pandemia provocada por el covid-19, los cárteles de la región, por ejemplo, el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación han creado oficinas informáticas dentro de sus estructuras, que a través de apps, páginas falsas y en la llamada dark web realizan acuerdos con cuantiosas ganancias... sin dejar rastro.

En entrevista con MILENIO, Adrián Acosta, oficial de Cibercrimen en la Oficina Regional de la Interpol para América del Sur, indicó que terroristas, lavadores de dinero y narcotraficantes también han visto en la web un medio que los blinda de las autoridades para seguir con sus ilícitos.

-¿Los grupos delincuenciales están usando las nuevas tecnologías para continuar con sus actividades?, ¿tiene conocimiento si estás oficinas están en los cárteles de México como Jalisco, Sinaloa y operan con otras de otras naciones de América Latina?

"Sí, eso está claro. Estas organizaciones del narcotráfico tienen gente contratada a especialistas en temas informáticos. No los tomaría como hackers, son especialistas informáticos que causan daños.
“Está comprobado que organizaciones terroristas han tenido núcleos especialistas en informática y tecnología y captan sus beneficios financieramente, pues también las organizaciones de narcotráfico. Esa realidad nos quita tanto a las agencias de investigación en la aplicación de la ley porque la tecnología debería ser el corazón de las investigaciones”, dijo.

Especificó que esta nueva modalidad opera en la dark web, pues permite que las personas o células informáticas que realizan los fines ilícitos se encuentren en anonimato y no puedan ser rastreados.

El trasiego digital
El agente de la Interpol aseguró que, para las compras y ventas en la web, es necesario el uso de criptoactivos, esto es relativo a las monedas en la vida física, los cuales “permiten cambiar el dinero por objetos de valor”.

Precisó que se utilizan billeteras electrónicas, en donde el usuario compra el número deseado de criptoactivos, los cuales se adquieren con monedas convencionales como el dólar o el peso mexicano.

Con la operación “DisrupTor”, la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) desmanteló una red de tráfico de drogas, en Estados Unidos y Europa, que resultó con la incautación de 6.5 millones de dólares en efectivo y monedas virtuales; 500 kilogramos de drogas en todo el mundo, incluidos fentanilo, oxicodona, hidrocodona, metanfetamina, heroína, cocaína, éxtasis, MDMA y 63 armas de fuego.

En dicho operativo se registró la participación en sitios del mercado de Darknet como AlphaBay, Dream, WallStreet, Nightmare, Empire, White House, DeepSea, Dark Market.

De esta manera, a través de exchangers con casas de cambio o cajeros automáticos podrán obtener el dinero en efectivo o la acumulación de criptoactivos en las billeteras virtuales.

“Cuando necesitamos elementos de valor acudimos a una entidad de valor a hacer alguno de nuestros depósitos bancarios o una transferencia a través de algunas de estas billeteras electrónicas.
“Existen dentro de ese ecosistema los exchangers, los que hacen ese cambio de criptoactivos a billetes, son casas de cambio que monetizan ese bitcoin;(...) existen aquellos que son los que hacen este cambio de bitcoin a monedas reales, a dólar, a peso mexicano. Hay gran posibilidad de hacer efectivos, pues también hay cajeros automáticos que hacen posible la obtención del efectivo”, abundó.Dealers informáticos

De acuerdo con Acosta, los cárteles de la droga han montado estas oficinas informáticas que tienen la misma importancia que los sicarios, negociadores internacionales y distribuidores.

Pero, ¿qué medidas tecnológicas requieren esta nueva área delictiva?

Tener los conocimientos para la venta en internet y el cobro a través de criptoactivos.
Desarrollar un sistema seguro, de esta manera cuando se llegue a incautar uno de los teléfonos se cifren y no puedan extraer información.
Garantizar que las aplicaciones en las que se manejan, “están en completo anonimato y que nadie sepa tu ubicación”.
Policías sin actualización en investigación tecnológica
Acosta recomendó a los países latinoamericanos capacitar tecnológicamente a sus policías y priorizar “la investigación tecnológica”.

“Los policías del futuro deberían estar capacitados en el uso de la investigación tecnológica, que el núcleo de la tecnología sea el corazón de las pesquisas, desde la inteligencia artificial, big data hasta la experiencia digital”, dijo.
Priorizar la investigación de las fuentes abiertas. "El uso de la tecnología está la investigación en fuentes abiertas, es tan importante como en la investigación de la calle".
Crear campañas de prevención con la coordinación de organizaciones civiles así como la iniciativa privada. "Estar vinculado de alguna manera con la iniciativa privada, las academias y con las ONG en el tema de prevención. La Policía se tiene que abrir y empezar a pensar de forma distinta a la tradicional".
Respetar los derechos humanos de la sociedad. Los organismos de aplicación de la ley tienen que priorizar el cumplimiento de los derechos humanos, lo que incluye el derecho a la privacidad.
Realizar ciberpatrullaje. "Tenemos que patrullar el sector público que es la internet pública sin intervenir en la parte privada".
Tinder, de app de citas a plataforma para vender drogas
Acosta confirmó que la aplicación de Tinder, además de ser utilizada para conseguir pareja, la han adaptado para el narcomenudeo....

“De hecho se ha detectado en redes como Tinder que son para conseguir pareja, es un tema bastante complejo, porque empiezan a utilizar formas, digamos con una red que tiene otro objetivo y la terminan utilizando para vender drogas, no solo es la Dark web”, sostuvo.