Sector transporte aún no se repone de la crisis económica en Tuxtla Gutiérrez

Carlos Díaz Vázquez Carlos Díaz Vázquez

Al del transporte no le ha ido muy bien por la contingencia sanitaria.

Carlos Díaz Vázquez Carlos Díaz Vázquez

A pesar de que algunos sectores de la economía chiapaneca se han comenzado a reactivar a partir de la fase amarilla de la contingencia sanitaria, al del transporte no le ha ido muy bien, destacó el líder transportista, Mario Bustamante Grajales.

El secretario de la Alianza del Autotransporte del Estado, mencionó que  al menos los colectivos de las distintas rutas de la capital del estado, aún continúan trabajando al 50 por ciento de su capacidad.

Lo mismo sucede, dijo, con la totalidad de la flotilla que componen las más de 130 rutas que recorren las diversas  colonias de la ciudad, “apenas circula el 50 por ciento del parque y eso ha repercutido de forma seria en el rubro de transporte de pasaje” indicó.

“Mucha gente ya no viajaba en las unidades porque tiene miedo a contagiarse y también porque la propia autoridad estableció reglas para evitar el hacinamiento y en esa dinámica hemos tenido que adaptarnos para cumplir” señaló.

Explicó que durante los primeros meses críticos del virus, en los que se estableció fase roja por la pandemia del Sars Cov2, todo ese sector operó apenas a 10 puntos porcentuales de su capacidad, lo que repercutió considerablemente.

“Fue toda una crisis porque teníamos que invertir para el combustible, las refacciones; a parte el porcentaje que le correspondía a los conductores y a eso le sumamos la inversión para mantener sanitizadas a las unidades y así  garantizar la seguridad de los pasajeros. Todo eso también implicó una inversión”, refirió Bustamantes Grajales.

La baja afluencia de pasajeros durante el periodo más crítico de la contingencia generó que muchos conductores abandonaran las unidades pues lo que ganaban resultaba muy poco para llevarle a sus familias y optaron por entrar a un empleo informal que sí les redituara, mencionó,

“Pero  así como se fueron, llegaron otros que también dejaron otros trabajos diferentes y se querían dedicar a este rubro” dijo.

El sector espera, añadió,  a brindar un servicio más eficientes una vez que la contingencia termine y todo vuelva a la normalidad; aunque no se sabe cuánto tiempo podría pasar para ello, están seguros que tendrán una inversión el usuario viaje mejor y con el menor riesgo posible.

Durante los primeros meses críticos del virus, en los que se estableció fase roja por la pandemia del Sars Cov2, todo ese sector operó apenas a 10 puntos porcentuales de su capacidad, lo que repercutió considerablemente.