Rebrote de Covid-19 echaría atrás leve repunte en el sector hotelero de Chiapas

Carlos Díaz Vázquez Carlos Díaz Vázquez

Alfonso Cruz Niño, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles del Centro de Chiapas mencionó la ocupación hotelera mostró un incremento del 18 y 20 por ciento.

Carlos Díaz Vázquez Carlos Díaz Vázquez

Para el sector turístico y  hotelero de Chiapas un posible rebrote de casos de Covid-19 en la entidad,  mandaría de nueva cuenta a la lona  a la ocupación hotelera, la cual en el último mes ha reportado un leve repunte.

Alfonso Cruz Niño, presidente  de la Asociación de Hoteles y Moteles del Centro de Chiapas  mencionó que tras la declaratoria de la fase amarilla  la ocupación hotelera mostró un incremento del 18 y 20  por ciento.

“Este leve incremento ya nos ha dado un leve respiro porque comenzamos a reactivarnos,  pero la preocupación ahora es que se prevé un rebrote de contagios de Covid y si eso pasa sería otro golpe al sector y a la economía chiapaneca” destacó el empresario hotelero.

Mencionó que han buscado reuniones con las autoridades sanitarias, de seguridad pública y de turismo para establecer una macroestrategia que permita detonar la economía y al mismo tiempo garantice la salud y seguridad de los turistas, sin embargo no  han  encontrado respuestas.

“Nosotros de manera particular hemos cumplido con todas las recomendaciones sanitarias que nos han dado, mantenemos en constante sanitización los cuartos, medimos la temperatura temporal de los huéspedes y les facilitamos gel antibacterial. Lo hemos hecho porque queremos que el sector se siga recuperando” indicó.

La ciudadanía, dijo, debe entender que la pandemia no ha terminado y que si las autoridades han permitido la reapertura de algunos servicios se tiene que cumplir con las recomendaciones de la sana distancia, el uso de cubrebocas, caretas  y la limpieza de manos para evitar un rebrote.

“Vemos a mucha gente que sale a la calle ya sin cubrebocas y no guardan la sana distancia. A toda la ciudadanía, en especial a los jóvenes, les pedimos que actúen de manera responsable  pues son quienes más realizan  reuniones sin tomar las medidas necesarias” indicó. 

Durante  los meses de fase roja, dijo,  la mayor parte de los hoteles y moteles se vieron obligados a cerrar de manera temporal para evitar la propagación del virus; posteriormente con la reapertura la ocupación se elevó gradualmente pero sin llegar a los niveles que normalmente se registran durante un periodo similar.

Reconoció que para regresar al nivel de ocupación que tenían antes de la pandemia tendrán que pasar por lo menos dos años, en tanto tendrán que trabajar en el cumpliento de los protocolos de salubridad para tener una ocupación de por lo menos el 40 o 50 por ciento.