Apuestan banqueteros de Tuxtepec por nuevas actividades

Ante cierre por contingencia

TUXTEPEC, Oax.- Prestadores de servicio como organizadores de fiestas y banquetes se vieron en la necesidad de cambiar de giro luego de que la contingencia por el covid-19 se alargara durante varios meses, sin permitirles reiniciar con sus actividades.

En el municipio de Tuxtepec se estima que existen un aproximado de 800 personas, entre fotógrafos, animadores, payasos, baqueteros, prestadores de servicios, quienes se dedican a la renta de sonidos, renta de salones y demás actividades relacionadas con la organización de eventos.

De este total, estiman que el 50 por ciento ya cambio de giro o buscó otra actividad comercial que les garantice continuar activos, ya que llevan meses que no cuentan con trabajo. 

Alfredo Barrientos Delgado, prestador de servicios, aseguró que la industria de los eventos es grande, por lo que muchas familias dependen de ella.

De acuerdo con el organizador, quienes se dedican a la coordinación y organización de eventos, se encuentran apegados a la contingencia desde que esta se anunció, tiempo en el que permanecen sin abrir salones o participar en la realización de alguna fiesta o reunión.

A diferencia de otros comercios o negocios, quienes se dedican a las fiestas o eventos no pueden regresar aún a sus actividades, deben esperar a que el semáforo se ponga en verde, esto llevó a muchos a buscar otras alternativas para la generación de ingresos.

En su caso tomó la decisión de abrir unas taquerías, invertir lo que tenían para generar ingresos  y así poder esperar al semáforo verde. Acotó que ya se sostuvieron reuniones como banqueteros prestadores de servicio, donde varios han manifestado que ya están apostando a otro giro.

“Algunos abrieron negocios de venta de ropa, material de limpieza, sanitización de espacios, todos buscando otra alternativa; la realidad es que no nos podemos quedar parados o cruzados de brazos mientras nuestras familias y los compromisos de cada uno están al día”.

Recientemente los prestadores de servicio comenzaron a capacitarse sobre la forma en la que tendrán que realizar sus actividades con la nueva normalidad.