Supermercados pedirán credencial de elector en Oaxaca para vender alimentos "chatarra"

Primeros pasos de la Ley "Anti-chatarra"

Oficialmente entró en vigor desde hace unas semanas. La llamada ‘Ley Antichatarra’ está dando sus primeros pasos para ser válida en territorio oaxaqueño, en donde al menos en algunos supermercados de la capital y la zona conurbada, ya hay visos de su presencia.

Muestra de ello son los letreros, físicos y digitales, que las cadenas comerciales tuvieron a bien instalar en los establecimientos; los primeros son calcomanías pegadas en los estantes, donde se ubican los productos con restricción a menores. Los segundos aparecen a la hora de realizar el pago, en la pantalla.

“Estimados Clientes… Les informamos que por Disposición Oficial NO se podrán vender productos con alto contenido calórico a menores de edad, (nombre de la tienda) podrá solicitar identificación oficial para realizar estas compras. Por su comprensión, Gracias.”, dice un letrero colocado en un estante donde hay chocolates, chicles y dulces varios, al interior de un supermercado.

Mientras tanto, en la pantalla de las cajas, a la hora de hacer el cobro, aparece en color rojo la leyenda: “Producto con alto contenido de azúcares. Solicitar identificación oficial (Credencial de Elector-INE) para realizar la venta”.

En corto, la cajera de un supermercado comentó entre risas: “pues casi en todos”, al preguntarle sobre en qué productos aparecía la leyenda en color rojo.

A favor y en contra

Esta nueva restricción por supuesto ha causado diferentes impresiones entre la gente, pues aunque está dirigida principalmente al beneficio de la salud de los menores de edad, no le es indiferente a los mayores.

“Pues ahora sí que como dicen, ¿no?, es lo de hoy, es la nueva normalidad, como diría, por la COVID. Pero pues, es por su bien, para que no anden comiendo cosas que no”, comentó la señora Margarita sobre la restricción en la venta de productos ‘chatarra’ a menores de edad.

Por otra parte, también están las personas que no están ni enteradas de la situación o que no vieron los letreros alusivos a la medida, pero que apoyan la nueva legislación aprobada para el estado.

“No eh, la verdad, no. Ni los vi, pero me parece bien que esta ley se haya aprobado, porque en mi caso yo soy mamá y sé cómo son los niños, los adolescentes. Uno debe educarlos en casa y enseñarles qué deben comer y qué no, pero a veces cuando están ya más grandecitos, pues que andan con los amiguitos y que las papitas, el refresco… entonces, qué bueno que ahora les vayan a pedir su INE, está bien, ahora ya es como con el alcohol y los cigarros”, contó la señora Andrea.

Sobre el mismo tema, también hay personas que aunque aplauden la medida, aseguran que al no haber un plan integral para su implementación, esta es vulnerable y fácil de infringir.

“Pues no tiene caso, ¿no?; es lo mismo porque está bien, son dulces, papas, refrescos y no se los venden si vienen ellos solos. Pero a ver, como ahorita que vengo yo con ellos, con mis nietos, si se les antoja un dulce, yo lo voy a comprar y qué me van a decir, soy mayor de edad y saliendo de aquí se los voy a dar, son para ellos, para los niños. Entonces, pues qué caso tiene, si de verdad fuera una ley así estricta, pues de plano no dejan que se vendan esos productos”, opinó el señor Francisco.

Afecta a vendedores, dicen

Finalmente, algunas personas también señalan que la famosa ‘ley antichatarra’ es solo una medida ‘populista’ por parte de los legisladores, pues aseguran que lo único que ha acarreado la nueva ley desde su decreto y posterior entrada en vigor, han sido afectaciones a quienes incluso viven de la venta diaria de los productos prohibidos.

“Ha habido gente que ha salido en las noticias, en las redes, que vive de vender chicharrines, papas, raspados, dulces regionales… todo eso lleva grasa, azúcar, todo lo que está prohibido. Entonces, si se prohíbe su venta, ¿de qué van a vivir estas personas?, ¿de dónde van a comer? No, yo más bien creo que fue sacada de la manga esta ley y fue como para que digan que sí están trabajando; pero vea, ahora, ¿por qué ha habido tanta marcha de comerciantes por esta ley?... Pues porque está mal, tiene algo malo, es populista, pues”, aseveró Juan Manuel.