Crean tortillas vegetales para mantener ventas en Tuxtepec

Innovar para sobrevivir

TUXTEPEC, Oax.- Tortillería de Tuxtepec apostó a innovar en su producto y de esta forma evitar bajar sus cortinas definitivamente, por lo que durante la contingencia actual surgieron productos como la tortilla de nopal, betabel y zanahoria.  Patricia Rivera Santiago, encargada de venta y calidad, indicó que como empresa tomaron la decisión de innovar y desarrollar nuevos productos como las tortillas de vegetales y de esta manera permanecer en el mercado.

“La idea de este proyecto surge ante la necesidad de incrementar nuestras ventas para poder mantenernos en el mercado, hemos conocido muchos compañeros que deben de cerrar, debido al impacto de costos, gastos como renta, luz y los impuestos, donde no se tiene ningún tipo de prórroga o plan”.

En los últimos meses, desarrollaron tortillas de nopal con espinaca, producto que  además de ser nuevo es saludable, y pueden consumir niños, adultos y personas diabéticas, con mayor beneficio para la salud.

Además de estas realizan tortillas de zanahoria y betabel. 

Actualmente tienen el plan de desarrollar los viernes de cada mes un nuevo producto; uno de estos es la tortilla de maíz azul, el cual compran directamente del productor a un precio justo.

“Conocemos el valor y trabajo que cuesta mantener este tipo de grano actualmente, la idea es transmitir esto a los clientes y que valoren la diversidad de los granos.

A pesar de la contingencia consideran se tiene una buena respuesta por parte de los clientes; “las tortillas de nopal son las favoritas”.

Se producen dos veces por semana, debido a que la venta y demanda no es igual a la tradicional.

Se apoyan de las redes sociales, donde dan a conocer su producto, además del servicio a domicilio.

Iniciaron sacando 20 kilos, actualmente rebasan los cien kilos por producción, además de que preparan envíos que se van a Oaxaca y Puebla.

Buscan exportar para poder aumentar producción y tenerlas más días a la semana. Explicó que  a raíz de la pandemia que inició en el mes de abril, registraron un pequeño impacto en el descenso de ventas en un 5 por ciento, lo cual se  reflejó en los meses de mayo y junio.

Durante los meses de julio y agosto  las ventas de mostrador bajaron un 16 por ciento, debido a que muchas personas ya no salían, además de los clientes como restaurantes y hoteles disminuyeron el consumo hasta un 50 por ciento. 

Los insumos más fuertes son el maíz y el gas, donde se refleja un incremento del 18 y 15 por ciento respectivamente; dichos costos los han absorbido como empresa para no aumentar el precio de sus productos.