Comerciantes de dulces regionales en Oaxaca recuperan ventas tras los estragos de la pandemia

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Comerciantes de dulces típicos espera no entrar dentro de la prohibición.

Luego de que se anunciara la entrada en vigor de la llamada "Ley Antichatarra’, que prohíbe la venta de alimentos considerados ‘dañinos’ a menores de edad, sumado a la vuelta a actividades tras el punto máximo de la pandemia, vendedores de dulces regionales comentaron que las ventas poco a poco van repuntando.

“Ahí vamos, poco a poco. Con el favor de Dios seguimos y hasta ahorita ni nos han cerrado ni hemos dejado de vender, entonces ahí vamos después de vérnoslas duras ahorita en la pandemia”, comentó el señor Alfonso, que vende nenguanitos, empandas, cocadas y demás dulces en la zona de Santa Lucía del Camino.

Sin embargo, pese a este panorama que comienza a dar visos de ser alentador, surgió otra ‘amenaza’ para el gremio: la "Ley Antichatarra", que tiene como principales objetivos a los productos con exceso de azucares debido al riesgo que representan para los menores de edad, que los podrían consumir sin supervisión.

Al ser el azúcar el principal ingrediente de los dulces regionales, hay un poco de preocupación por una probable restricción o suspensión en su venta.

“Es normal que el gobierno, los diputados, quieran cuidar a los niños, sobre todo porque pues sí hay productos malos o que no son sanos. Entonces pues lo que vendemos nosotros pues es típico, tradicional y el azúcar es lo principal, por eso nos dio un poco de pendiente”, señaló.

Añadió que espera que se haga una excepción con los comerciantes que venden productos como los suyos, es decir, dulces típicos regionales, pues desde su perspectiva son casi ‘patrimonio de Oaxaca’.

“Es como decir: ‘no comas la tlayuda porque te va a hacer daño’, es no, porque es algo que es de aquí, es típico de Oaxaca y ya es patrimonio, es propiedad, identidad de los oaxaqueños. Entonces pues ojalá no nos los quiten, porque además de qué vamos a vivir”, reflexionó.

Hasta el momento y pese a que la controversial ley ya entró en vigor, no se sabe con certeza cómo será el procedimiento para comenzar a prohibir la venta de productos ‘chatarra’ ni cuáles entran en esta categoría.

 

Es normal que el gobierno, los diputados, quieran cuidar a los niños, sobre todo porque pues sí hay productos malos o que no son sanos.

Alfonso, Comerciante.