Mujeres de Oaxaca, vulnerables ante ola de desempleo por la pandemia

Muchas viven en la informalidad laboral

Durante la pandemia por la COVID-19, las mujeres han sido las más vulnerables al desempleo por estar inmersas en el sector servicios y en empleos que no les brindan contratos.

“Hemos detectado que las mujeres se están quedando sin trabajo. Las mujeres que se dedicaban a empleos informales como las que estaban atendiendo el aseo doméstico en casa, a todas se les pidió no regresar hasta que se resolviera el tema de la pandemia”, señaló Angelica Ayala Ortiz, presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer).

En la revisión realizada por la organización a las orientaciones brindadas en línea de emergencia encontraron que las mujeres atendidas tenían el desempleo como común denominador, tanto por haber sido despedidas como por no contar con uno debido a que estaban dedicadas a las tareas domésticas no remuneradas en su hogar.

Empleos informales 

Ayala Ortiz destacó que el 72 por ciento de las mujeres que solicitaron atención carecían de recursos económicos, eso daba un 72 por ciento de mujeres que, por una situación de pobreza, escasez de recursos y carga de trabajo para sostener a las familias, enfrentaban obstáculo para abandonar una relación violenta de pareja.

Las mujeres que se dedicaban a empleos informales y que han perdido su empleo -agregó- han estado endeudándose con familiares o con personas que prestan dinero con altos intereses, porque por un lado el trabajo se les negó y por otro, las instituciones encargadas de asignar pensiones de emergencia no lo están haciendo.

“Las mujeres que tenían empleos en restaurantes como cocineras o meseras se vieron en la necesidad de descansar tres de los siete días de trabajo y por tanto sus salarios también están afectados a la mitad”, dijo.

Durante el 21 Encuentro Internacional de Estadísticas de Género (EIEG) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se destacó que el cisma que abrió la pandemia de COVID-19 en el mercado laboral mexicano abultó las desigualdades para las mujeres.

En este mismo detallaron que a julio pasado había 3 millones de mujeres ocupadas menos que en el mismo mes de 2019, al pasar de 800 mil a un millón 200 mil desempleadas en todo el país, mientras que las no ocupadas fueron de 27 millones 300 mil a 30 millones 500 mil en el mismo lapso.

En el país, Oaxaca, Guerrero, Tlaxcala, Morelos, Nayarit, Michoacán, Hidalgo, Puebla, Colima y Chiapas son los estados con mayor participación de mujeres en el trabajo.