Alejandro Díaz, amo de las finales en el beisbol del Istmo

Vistiendo la franela de Xhahuis, el veracruzano sumó seis títulos

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oaxaca.- Una de sus virtudes era la concentración, aunado al repertorio de lanzamientos que utilizaba, hicieron de Alejandro Díaz un pitcher de respeto en la Liga Cruz Azul de Béisbol del Istmo.

El orgullo de Mata Loma, Veracruz, llegó a la pelota del istmo en la Temporada 94 – 95, convirtiéndose inmediatamente en el pitcher estelar de los Xhahuis de Juchitán.

El derecho se convirtió en esa campaña como uno de los máximos ganadores de la Liga; dominando a la vez el departamento de ponches recetados, siendo más de 80 bateadores los que abanicaron la brisa durante el calendario regular.

Alejandro Díaz fue artífice durante los tres primeros campeonatos que obtuvieron los pájaros azulgrises, cada que recibía la pelota de manos del mánager Ramón Arano, era garantía de éxito, logrando sumar 6 victorias en series finales para beneplácito de la numerosa afición que apoyaba a la novena juchiteca.

En su debut en series por el gallardete, Díaz ganó el primero de la campaña 94- 95, dominando a los bateadores de Cruz Azul durante 7.2 entradas, ponchando a 4, concediendo un pasaporte y aceptando 5 imparables.

Su segunda victoria se registró en el juego 5 de ésta temporada, siendo clave su labor de 7.1 entradas para que Xhahuis se coronara; ahora fueron 7 abanicados y 2 bases por bolas, aunque le batearon 10 hits, supo apretar en momentos decisivos.

En la final del Campeonato 95 – 96, Alejandro Díaz fue nuevamente el encargado de subir al montículo en el primer desafío, encaminando a Xhahuis al éxito con trabajo de 8 entradas completas, recetando 7 ponches, con un pasaporte gratis, recibiendo 8 imparables.

En el juego 4, Díaz entró al relevo para anotarse el salvamento, siendo en la novena entrada cuando Cementeros amenazaba con 2 corredores en las colchonetas y un out, el derecho dominó a Willi Darkis con elevado, tras dar base por bolas a Lázaro Tiquet para que Cruz Azul tuviera casa llena, dominó a Honorio Elvira para terminar el partido.

La mejor serie final que tuvo Díaz fue en la Temporada 96 – 97, ganó el segundo juego cubriendo toda la ruta, ponchando a un rival, concediendo una base por bola, y aceptando 4 imparables. Xhahuis ganó 6 carreras por 1.

En el cuarto duelo, Díaz volvió a doblegar a Ángeles de Ixtepec con score final de 9 – 8, tuvo trabajo de 6 innings completos, ponchó a 3, permitió 2 bases por bolas y 10 imparables.

En el juego 6, Díaz tiró 8.1 entradas, hizo abanicar a 2, concedió un pasaporte gratis, aceptó 9 hits, terminó ganando el partido, de paso disfrutó la coronación del equipo de sus amores, Xhahuis de Juchitán.