Lleva Aaron Sorkin al cine juicio histórico

CIUDAD DE MÉXICO.- Habla de protestas pacíficas o violentas, y Aaron Sorkin se muestra contrariado. Dice que la historia se repite y que pocos han aprendido de las tragedias que se desatan por estas situaciones.

El ganador del Óscar por su guión de Red Social presentó en el Festival de Cine Internacional de Toronto (TIFF) el adelanto de su película El Juicio de los 7 de Chicago, que se estrenará en Netflix en octubre.

"La historia nos dice que las protestas existen y que siempre van a existir porque la sociedad no siempre está conforme con cómo se manejan muchos aspectos, pero cuando se descontrolan, en ambas partes, ocurren tragedias", dijo Sorkin en videoconferencia.

El largometraje está basado en la historia de los Chicago Seven, manifestantes que fueron acusados en Illinois de conspiración, incitación a la protesta y otros cargos relacionados con expresiones antibélicas.

Las manifestaciones se dieron alrededor de la Convención Nacional del Partido Demócrata de 1968. Fue un tema de repercusión internacional. Y dice Sorkin, de 59 años, que le espanta la inconsciencia.

"Me estremeció ver lo que sucedió con las protestas sobre los casos de George Floyd y Breonna Taylor. Semanas antes yo había rodado la secuencia de las manifestaciones para la película y me sentí desconsolado. La brutalidad policial, la forma en la que atacan las autoridades a los civiles, no nos lleva a nada bueno", enfatizó.

Catalogado como uno de los mejores autores de su generación, Sorkin ya ha presentado en la reunión torontoniana cintas como Apuesta Maestra y El Juego de la Fortuna.

El reparto de El Juicio de los 7 de Chicago incluye a Eddie Redmayne, Sacha Baron Cohen, Joseph Gordon-Levitt y Mark Rylance. La cinta fue filmada principalmente en Toronto, aunque algunas tomas se realizaron en Chicago.