Por protesta, paran 5 parques eólicos en el Istmo de Oaxaca

JUCHITÁN, Oaxaca.- Continúa la protesta del personal del área de mantenimiento de cinco parques eólicos de Juchitán, Santo Domingo Ingenio y Unión Hidalgo, quienes insisten en la revisión de sus contratos y la estandarización de los salarios en todos los complejos, ya que los salarios varían, a pesar de ser el mismo trabajo.

El pasado miércoles, los inconformes decidieron manifestarse en el monumento a los Héroes Juchitecos, donde dieron a conocer que continúan exigiendo respuestas a las empresas eólicas que operan los parques El Retiro, Santo Domingo, Bii Hioxo, entre otros.

Pedro Sánchez Carrasco, a nombre de los trabajadores inconformes, dijo que desde el 2016, han estado exigiendo que la empresa encargada del mantenimiento de aerogeneradores, Gamesa, respete los convenios con los propietarios de tierras y se contrate a sus hijos y familiares.

“Nunca se cumplió el compromiso de capacitar a los hijos de los propietarios de tierras, que iban a ser preparados por personal extranjero; y cuando ellos se retiraran, los paisanos ocuparíamos esos espacios”.

Agregó que fueron contratados como ayudantes y los espacios siguen ocupados por personal de otros países y no les permiten a ellos tener ascensos y ocupar mejores cargos.

Los inconformes exigen a las autoridades competentes y al Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), al que están adheridos, que los ayuden pues ellos también forman parte del sindicato de electricistas, aunque siempre los han hecho menos.

Reveló que al menos cinco parques están paralizados y no se le permite la entrada a la empresa Gamesa, por lo que estos complejos eólicos no están recibiendo mantenimiento.

Sánchez Carrasco denunció que la empresa que opera el parque Bii Stinu, ha comenzado con represalias contra sus empleados, pues ya despidió a un trabajador por haber participado en esta protesta.

Dijo que la solución deberá ser a través del SUTERM, que es el titular del contrato colectivo de trabajo; pero parece que hay poco interés por solucionar este conflicto.