Estanca pandemia proyecto de Acopio Larvario en Bahía La Ventosa de Salina Cruz

SALINA CRUZ, Oaxaca.- La desmovilización laboral y académica a causa de los efectos de la pandemia por el nuevo coronavirus ha venido a retrasar la restauración del Centro de Acopio Larvario en Bahía La Ventosa, el cual fue gestionado por la Sociedad Cooperativa Barra del Río de Tehuantepec y proyectado a través del Instituto Tecnológico de Salina Cruz (ITSAL), señalaron los interesados en que este proyecto se concrete en la demarcación ventoseña.

La historia

Cooperativistas de esta conocida organización pesquera señalaron que ese recinto comenzó a funcionar hace ya alrededor de 10 años atrás, pero debido al fracaso por la mala administración del producto, fue subutilizado por estudiantes del Cetmar 05 y del ITSAL, como un centro de acopio de larvas de distintas especies para su estudio.

La idea de los estudiantes era capturar larvas en las cercanías de la bahía, tanto en la laguna como en el mar, para posteriormente confinarlos en los estanques para su desarrollo y tal vez más adelante para su comercialización; sin embargo, por la falta de pericia y de recursos, dicho plan de trabajo terminó por fenecer.

Son diversas las carencias en ese recinto, y van desde la falta del servicio de energía eléctrica, instalaciones adecuadas y una solvencia económica de parte de los planteles antes mencionados para sostener esta actividad que, finalmente, obligó al cierre total del inmueble a causa de la falta de recursos de todo tipo, indicaron los entrevistados.

Limitaciones

Los estudiantes tal vez alimentaban las especies en el día, pero en la noche no había personal y estas morían de inanición y de falta de oxígeno, ya que los aparatos productores del elemento no funcionaban por la falta de energía eléctrica y esto llevó a las escuelas a desistir de ese plan de trabajo, además de que el CRIAP les denegó el permiso para funcionar.

El presidente del Consejo de Administración de Barra del Río de Tehuantepec, Adolfo Ruiz, indicó que las instalaciones no obstante que se encuentran dentro de la zona federal marítimo terrestre constituyen el patrimonio de la cooperativa que representa y actualmente se encuentran en desuso, abandonadas y con alto grado de deterioro.

Estancamiento

Lo anterior permitió gestionar ante el ITSAL un proyecto de restauración de las instalaciones para reactivar esta actividad, ante la cada vez más escasez de productos marinos en Bahía La Ventosa y para garantizar la productividad de diversas especies, pero que a causa de la pandemia por COVID-19 no se han podido hacer mayores adelantos.

El hombre destacó que el personal del ITSAL realizó un recorrido hace ya varios meses y consideró factible la utilización de las instalaciones, previas adecuaciones que impulsarían con recursos de Pemex una vez que tengan listo el proyecto para presentarlo con la empresa productiva del estado y esto no se ha podido lograr debido al problema de los contagios por el virus chino.

Todavía no hay un número preciso indicativo de producción y comercialización porque eso se sabrá hasta que el proyecto esté totalmente constituido, pero la idea es comercializar larvas de camarón principalmente sin desestimar otras especies, lo que tendrían un gran impacto sin duda en Salina Cruz y en la región del Istmo de Tehuantepec, abundó.

No queda más que esperar, no hay de otra, insistió, hasta que no se contengan los contagios por esa enfermedad y se vuelva a cierta normalidad los académicos del ITSAL no podrán realizar mayores avances, sentenció el viejo pescador.