Buscan diputados de Oaxaca gobierno abierto

Los diputados del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Leticia Collado Soto y Ericel Gómez Nucamendi presentaron una iniciativa de reforma constitucional, con el propósito de garantizar el derecho de las personas a la buena administración pública, a través de una gobierno abierto, honesto, transparente, profesional, eficaz, eficiente, austero, incluyente y resiliente.

La iniciativa presentada en la sesión ordinaria del Congreso, señala que la administración pública no es considerada como algo lejana o distante de la sociedad, sino como el medio a través del cual es atendida con soluciones que se sustentan en los criterios de igualdad.

Con ello lo público se fortalece en la visión de la democracia para dar paso a una convivencia que se finca en las reglas de igualdad, mismas que valoran el mérito como el punto de partida de una administración pública integrada por funcionarios competentes e imparcial.

Manifiesta que el poder público es legítimo en la medida en que tiene aceptación por parte de los gobernados: esto implica que su alcance y límite institucional inicia cuando se respeta y preserva la libertad de las personas.

En tanto la igualdad alude a formas de convivencia en las cuales no hay privilegios a favor de unos y detrimento de otros, tiene grado de funcionalidad para evitar que la lucha de los opuestos se aniquile.

Agrega que el derecho a la buena administración pública ha comenzado a reconocerse como un  nuevo paradigma en el derecho administrativo en el que la ciudadanía ocupa un lugar central, obligando a todos los entes públicos a que en el ejercicio de sus funciones actúen, efectivamente, bajos principios de gobierno abierto, honesto, transparente, eficaz y eficiente.

Plasmar principio de buen gobierno

También destaca que la 64 legislatura ha aprobado en la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo los principios propuestos por los promoventes, retomando el espíritu de asegurar una efectiva interacción entre el gobierno y la ciudadanía para la construcción de consensos y procesos decisorios de la gestión pública estatal, en la solución de problemas planteados que inciden en el bienestar de la sociedad.

Por lo cual resulta necesario plasmar el principio de buen gobierno y gobierno abierto en la Constitución del estado.

Precisa que lograr implementar la transparencia en la administración pública trae consigo muchas ventajas para el buen funcionamiento gubernamental, tanto a nivel interno como externo

Subraya que al incorporar el derecho a la buena administración pública en la Constitución Política se estaría inaugurando un nuevo paradigma en la administración pública, en el que la ciudadanía tenga un papel central a partir de reconocer que todos tenemos derecho a un  buen gobierno.

Con esto se podría establecer desde el orden constitucional una garantía para que todas las personas cuenten con el derecho de tener una administración pública eficiente y eficaz, que deba realizar su trabajo de manera austera, con base en principios de igualdad y equidad, y justificando sus acciones con una orientación clara hacia el interés público.