Pese a evidencia científica, Trump niega cambio climático mundial

VanguardiaVanguardia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ignoró el lunes el consenso de los científicos que advirtieron que el cambio climático tiene un papel central en los incendios forestales históricos que se registran en el país, pues aseguró que pronto “empezará a ponerse más fresco”.

En una vista al norte de California para reunirse con el gobernador demócrata Gavin Newsom y otros funcionarios e informarse de la situación, el presidente Trump insistió en que los incendios en estados del oeste del país son provocados por una “mala gestión” de los bosques. En dicho estado, al menos 24 personas han muerto por las llamas.

En la reunión, Wade Crowfoot, secretario de la Agencia de Recursos Naturales de California, instó al mandatario a “reconocer el cambio climático y lo que le hace a los bosques”.

“No vamos a lograr proteger a los californianos si ignoramos a la ciencia, metemos la cabeza en la arena y pensamos que todo es por la gestión de la vegetación”, agregó.

Frente a los comentarios de Crowfoot, Trump respondió: “Empezará a ponerse más fresco, sólo mira”.

Más tarde, Crowfoot respondió que deseaba que la ciencia estuviera de acuerdo con el presidente, a lo que Trump contestó: “En realidad, no creo que la ciencia lo sepa“.

El intercambio llegó en un día en el que, tanto Trump, como el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, se han pronunciado sobre lo qué piensan del cambio climático y el impacto que ha tenido en los incendios que batieron récords en el oeste de Estados Unidos.

Biden arremetió contra el republicano, diciendo que “está claro que no estamos seguros en el Estados Unidos de Donald Trump“.

“Esta es otra crisis de la que no se responsabilizará”, criticó Biden, agregando que si los votantes dan a “un negacionista” del cambio climático otros cuatro años en la Casa Blanca, más partes del país estarán en llamas.

Los incendios forestales, que se han extendido desde California hasta el estado de Washington, han causado la muerte de por lo menos 35 personas. Al menos 10 fallecieron en Oregon, mientras que Washington registra un deceso.