Mujeres policías en Oaxaca enfrentan acoso, insultos y hasta golpes

En el esfuerzo de cumplir sus labores

Son madres, esposas, hijas e incluso jefas de familia. Por si con eso no bastara, llevan un uniforme para realizar su trabajo y se exponen a grandes riesgos al desempeñar su labor. Se trata de las mujeres policías de la capital del estado y la zona conurbada.

Lamentablemente, durante la semana pasada, las uniformadas se vieron involucradas en hechos reprobables que, por supuesto, no deberían pasar. Al realizar su labor, además de las ya conocidas actividades que desempeñan en casa, las mujeres policía se enfrentan a conductores que buscan quebrantar la ley a través de agresiones y ataques. 

 

Grave "accidente"

Como primer ejemplo, el accidente que tuvo lugar en Santa Cruz Xoxocotlán, donde un camión de volteo arrolló a una policía vial municipal y le destrozó las piernas, pues, según trascendió, la arrastró varios metros con la llanta sobre las extremidades de la uniformada. Hasta la redacción de este texto, la mujer se encontraba grave en el hospital.

Otro altercado ocurrió en la calle 20 de Noviembre, en el Centro Histórico, cuando presuntamente el conductor de un vocho color rojo le ‘aventó’ el carro a una integrante de la policía vial que, trascendió, lo exhortó a moverse por estar estacionado en doble fila. Afortunadamente, la agresión no pasó a mayores. 

 

Sin embargo, este tipo de actitudes por parte de los conductores no hacen más que causar indignación y comentarios negativos sobre los agresores. Además, propician que las uniformadas tomen sus reservas a la hora de dar declaraciones.

Como ejemplo este texto, para el que se logró obtener el testimonio de dos mujeres policías que, a cambio, pidieron omitir sus identidades, así como la corporación a la que pertenecen y su zona de trabajo.

Falta respeto para la policía

“Desde mentadas, albures, frases en doble sentido, chiflidos… de todo, de todo te dicen. Pero bueno, lo ‘bueno’, y digo entre comillas porque no es bueno, es que te acostumbras porque sabes que es parte de tu trabajo. La policía nunca ha sido bien vista por la gente y no se le tiene ese respeto que debería”, comentó la uniformada, entrevistada al término de su servicio, sobre lo que le ha tocado vivir al realizar su trabajo. 

 

Sobre los agresores, los atacantes, reconoció que cualquier persona puede convertirse en infractor por cualquier motivo.

“Son principalmente hombres, principalmente los hombres son los que más lata dan. Pero te digo, hay de todo, de todo. También hay mujeres que te ponen caras, te tuercen la boca, mueven la cabeza… de todo, pues. También hay gente que pues ni te pela ¿no?, pasan y como si no estuvieras, hasta cierto punto, creo, eso es lo mejor”, añadió.

Por su parte, otra mujer policía aseguró que durante sus cinco años de servicio se ha encontrado con duras pruebas que, afortunadamente para ella, han forjado su carácter. 

 

"Siempre hay riesgos"

“Pues piensan que porque eres mujer, pues a lo mejor te puede agredir o pegar o qué sé yo. Yo pienso que no es una desventaja ser mujer y ser policía, al contrario, porque todavía hay hombres que te ven y como que se calman o se detienen a dialogar con una. Incluso mujeres, confían más en una que en un hombre, porque dicen que a veces los compañeros son medio pasados de lanza”, dijo.

Acerca de lo que enfrenta día con día al portar el uniforme, comentó que ella solo se encomienda a una fuerza divina para evitar que algo malo ocurra.

 

 

“Es como en todo, siempre hay riesgos. Incluso hasta dando el paso te pueden dar un empellón, un llegue como decimos, con la moto. Hay de todo. Somos humanos y a veces estamos enojados, estresados y con el primero que se nos atraviese buscamos desquitarnos y no es por ahí. Yo, por eso, diario me encomiendo a Dios y que sea lo que Dios quiera”, afirmó.

En la capital y algunos municipios de la zona conurbada, es normal ver a mujeres policías en labores de patrullaje, auxilio vial o agilizando el tránsito, por lo que como sociedad, es importante respetar la labor que cada una de ellas realiza día con día.