Políticos chiapanecos no deben olvidar compromisos de campaña

Carlos Díaz Vázquez Carlos Díaz Vázquez

El empresario, Rafael Jiménez Aréchar, dijo que los políticos no deben olvidar a la gente que los llevó al poder.

Es lamentable que en Chiapas aún existan políticos que cuando aspiran a un puesto de elección popular acuden hasta las localidades más marginadas promocionando un cambio y cuando llegan al poder  se olvidan de quienes depositaron su confianza, destacó el empresario, Rafael Jiménez Aréchar.

El también excandidato independiente a la alcaldía por Tuxtla Gutiérrez, criticó a estos personajes quienes, una vez que llegan al poder, se olvidan de sus compromisos de campaña.

En realidad, dijo, no existe una plan de desarrollo a largo plazo que permita a la capital del estado lograr su desarrollo, por el contrario muchas obras de infraestructura se han hecho a partir de la demagogia y ello ha derivado proyectos mal planeados en distintas colonias pobres

“Por eso mismo están deshechas y ya no funcionan porque no hubo una planeación basada en el desarrollo, sino en el interés político, por eso es importante combatir esta mala práctica, eliminando a los mismos de siempre en el poder” destacó el empresario tuxtleco.

Existen dentro de la administración municipal algunos factores que resultan  importante combatir, entre estos se encuentran  la mala planeación o ejecución de las obras, así como la corrupción desmedida al otorgar las mismas.

“A veces varias obras que se ejecutan en la ciudad no cumplen con los estudios científicos y técnicos necesarios, es decir que se carece de los análisis geológicos, geofísicos y de uso de suelo, además de que no se respetan las normas oficiales al ejecutar las mismas” criticó.

Lo que se deriva de esta mala práctica, destacó el empresario, es el deterioro rápido de la infraestructura pública, encharcamientos, deslizamiento de material pétreo, accidentes viales, entre otros.

“Existen miles de científicos, académicos y ciudadanos muy capacitados que podrían colaborar con servidores públicos a elaborar estudios y proyectos para evitar estos desastres, sobre todo en las colonias más pobres, pero desafortunadamente no se les toma en cuenta”, añadió Jiménez Aréchar.