95% de los delitos en Oaxaca no son denunciados

Baja confianza en autoridades policiales

Su cuerpo se quedó sin fuerza, la boca sangrando abundantemente mientras suplica por agua. Está rodeado, amarrado, de rodillas con el cuerpo semidesnudo en medio del griterío que le lanza el hartazgo en una frase: “Ya estamos hasta la madre de ustedes”

Se trata del intento de linchamiento contra un adolescente de 17 años de edad señalado por el robo de una motocicleta, el cual ocurrió el pasado 4 de septiembre en la agencia de Santiaguito en el municipio de San Lorenzo Cacaotepec, Oaxaca, entidad del país en donde, ante la crisis de justicia y seguridad, impera la “Ley de Talión”.

Los casos de justicia por propia mano han ido al alza mientras que, ante la desconfianza en las autoridades, la denuncia va a la baja. De acuerdo con cifras del instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (Inegi), en la entidad un 95 por ciento de los delitos no se denuncian porque las víctimas no confían en que habrán de tener una respuesta positiva.

En cifras de la organización Causa Común, la entidad encabeza en el país por número de intento de linchamientos y linchamientos consumados tanto en este año como a lo largo de 30 años, con especial énfasis en los cinco últimos. A nivel estatal, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inició en 2019, 5 quejas relacionadas con linchamientos ocurridos en las regiones del Istmo de Tehuantepec, Valles Centrales, Sierra Mixe y Mixteca, además de haber iniciado un cuaderno de antecedentes por este tipo de hecho.

En lo que va de este 2020, el órgano autónomo tiene registrada una queja relacionada a linchamiento en la región Mixteca y se han iniciado dos cuadernos de antecedentes, uno en la Sierra Mixe y otra más en el Istmo de Tehuantepec.

En Oaxaca, la falta de confianza en las autoridades no sólo se hace patente al momento de la detención, casos como el ocurrido el 30 de octubre de 2018 en Santa María Huazolotitlán reflejan que no sólo no hay confianza en la actuación de la policía para detener a los presuntos delincuentes sino también en las instancias de procuración de justicia.

Aquella fecha, habitante de la localidad decidieron sacar de la cárcel a golpes a una persona que había sido detenida, acusada del delito de violación. La turba arremetió contra el acusado Y lo lincharon a golpes y pedradas. Por este hecho se ejecutaron cuatro órdenes de aprehensión en contra de presuntos participantes en el ataque, quienes posteriormente fueron liberados por la presión de la misma comunidad.

5 quejas relacionadas

con linchamientos se presentaron en 2019 en la entidad ante la DDHPO.