Modifica Google sus reglas publicitarias y así afectará a las marcas

Para nadie es un secreto que las estrategias relacionadas con SEO serán el salvavidas para muchas marcas y Google, sin duda, se beneficiará de esta tendencia.

La efectividad probada de este canal así como los presupuestos menores que supone si se compara con otras plataformas publicitarias son dos de las razones para que las marcas encuentren en este tipo de acciones un salvavidas.

Los números que benefician a Google

La preocupación por mejorar los esfuerzos dentro de este terreno tiene que ver con las oportunidades que ofrece ocupar lugar privilegiados dentro de los motores de búsqueda. Al menos el 61 por ciento de los profesionales del marketing consideran como la principal prioridad dentro de las actividades de inbound marketing, según lo indica HubSpot. Además, para un 57 por ciento de aquellos involucrados en el segmento B2B el SEO les permite generar más leads que cualquier otra actividad de marketing.

Ante los hábitos, necesidades e intereses ganados en medios de la crisis sanitaria, este aspecto cobrará aún más relevancia, si consideramos que, como lo indica un reciente estudio, por un lado, el 86 por ciento de los profesionales de mercadotecnia consideran que alcanzar sus objetivos este año resultará más difícil, lo que toma otra lectura si se asume que un 65 por ciento de los mismos afirma que sus presupuestos se verán mermados.

Y es que en comparación con otras herramientas y recursos publicitarios, las acciones de SEO aún son consideradas como una estrategia que, con inversiones no tan elevadas, son capaces de entregar interesantes resultados para las marcas.

De hecho, sólo 4 por ciento de los equipos de mercadotecnia considera que el SEO perderá importancia durante los próximos meses, cifra que se contrapone al 63 por ciento que tiene claro que los esfuerzos en esta área ganarán en peso en el mundo post-coronavirus.

Las nuevas reglas, menos control

Si bien las ventajas con evidentes, lo cierto es que ahora un movimiento en las políticas publicitarias de Google podrían restar atractivo a estas soluciones.

Tal como han explicado desde Google, por cuestiones de privacidad, la empresa limitará la información que entrega a sus anunciantes dede Google Ads.

Desde ahora, los anuncies solo recibirán datos partiendo de aquellos términos de búsqueda que tengan un “número de usuarios significativo”; es decir, que aquellas búsquedas que aunque generaron un impacto publicitario pero que vienen de un grupo poco significativo de usuarios no reportarán datos.

Tal como lo indican desde Search Engine Land, hasta ahora los anunciantes podrían ver todos los datos de búsqueda, desde aquellos que generaban un clic o impresión hasta los que tratan cuotas en millones.

Para los anunciantes, tener menos datos supone un menor control sobre lo qué funciona y no en sus campañas, así como menos conocimiento sobre los consumidores.

Esto supone que las marcas estarán ciegas ante sus inversiones con lo que administra la inversión publicitaria, será una tarea cada vez más compleja.

De manera puntual, el movimiento supondrá que las marcas deben de ver el 20 por ciento de los términos de búsqueda que se asocian a una campaña publicitaria.

Aunque el movimiento de Google tiene que ver con entregar mayores garantías de privacidad a los usuarios, lo cierto es que el movimiento no será bien visto por los anunciantes, quienes se enfrentan a clientes que exigen mayor personalización.