Exige CIPO-RFM mesa de diálogo con gobierno del estado con bloqueo y protestas

Una representación del Consejo Indígena Popular de Oaxaca (CIPO-RFM) bloqueó ayer por más de una hora la avenida Pino Suárez, en la parte trasera de la Casa de Gobierno, para presionar a la administración estatal a instalar una mesa de diálogo.

Aunque después del mediodía se retiró y abrió la circulación vehicular ante el ofrecimiento de un encuentro con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (Segego) en la Ciudad Administrativa “Benemérito de las Américas”.

Miguel Cruz Moreno, integrante de la Junta Organizadora de la agrupación, informó que la base del CIPO-RFM abandonó las montañas y sus comunidades para manifestarse en la capital del estado, porque no ha recibido alguna respuesta a sus reclamos.

“No hay atención médica, no hay clínicas, no hay doctores, más de 475 familias de la organización se están quedando sin atención de salud, en estos días difíciles de la pandemia”, señaló.

Expuso que el gobierno estatal no ha ofrecido ningún tipo de ayuda, a pesar de las declaraciones sobre la disposición de recursos financieros para atender la pandemia sanitaria.

“Para el gobierno no existimos, por eso, a pesar de los riesgos, aquí estamos para que nos miren”, añadió.

Además, subrayó que alrededor de 800 niños y jóvenes desde preescolar, primaria, secundaria y bachillerato de las comunidades del CIPO-RFM, no van a tener educación porque sus padres carecen de televisión o de internet.

“Ahora nos dicen que la educación va a ser por televisión o por internet, pero en nuestros pueblos no hay televisión, ni celular, ni internet, ni luz, pero en cambio el gobierno va a pagar 450 millones de pesos a los dueños de las televisoras”, indicó.

Aparte de esto, destacó que la administración estatal no ha hecho nada para garantizar el regreso de uno de los fundadores del CIPO-RFM, Raúl Gatica Bautista, exiliado desde hace varios años en Vancouver, Canadá.

El dirigente advirtió que la organización iniciará en los próximos días una jornada de lucha en esta ciudad, si el gobierno estatal no atiende sus reclamos.

“Hacemos responsable al gobierno de lo que nos pueda pasar por estar en la ciudad”, asentó.