El gran muralista de México: José Clemente Orozco

Uno de los más grandes artistas de la plástica que ha dado México, fue y es el jalisciense José Clemente Orozco, icono del muralismo nacional. Este lunes 7 de septiembre se conmemoran 71 años de su fallecimiento, murió en el año de 1949 a causa de un paro cardiorrespiratorio. Su cuerpo fue velado en el Palacio de Bellas Artes y sus restos descansan en la Rotonda de los Hombres Ilustres del Panteón Civil de Dolores en la Ciudad de México, según se comparte el sitio oficial jalisco.gob.mx

Los murales de Orozco dan vida e identidad a Jalisco, forman parte de la cultura del estado y del patrimonio de México. Su arte se puede ver y apreciar en el majestuoso Instituto Cultural Cabañas, el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara y el Palacio de Gobierno del Estado.

A continuación una cronología de los momentos más importantes en la carrera del pintor:

1.- El 23 de noviembre de 1883 en Zapotlán el Grande, Jalisco, nació José Clemente Ángel Orozco Flores. Fue uno de los cuatro hijos del matrimonio de Irineo Orozco Vázquez y Rosa Juliana Flores Navarro. Su padre tenía una fábrica de jabón, tintas y colorantes, así también editaba el periódico “La Abeja” en su propia imprenta. Su mamá y su hermana Rosa pintaban y daban clases a algunas mujeres de la localidad.

2.- En 1890 Orozco y su familia se mudaron a la Ciudad de México. Estudió en la Escuela Anexa a la Normal de Maestros que estaba cerca de la imprenta donde trabajaba José Guadalupe Posada. Siendo niño ya comenzaba a entusiasmarse por la pintura y por todo lo que la rodeaba.

3.- En 1904, Orozco perdió su mano izquierda a raíz de un accidente con pólvora. Cuando se recuperó, colaboraba en la Casa Amplificadora de retratos de Gerardo Vizcaíno. Asistía de manera irregular a la Academia de Bellas Artes, o de San Carlos, hasta que tomó clases formales de 1907 a 1914. En ese tiempo la enseñanza tenía influencia europea, sin embargo, con el impulso de Dr. Atl, Orozco y otros jóvenes, comenzaron a darle la relevancia merecida al arte nacional.

4.- Entrando a 1910 y los siguientes años, Orozco colaboraba como caricaturista en “El Ahuizote” y “El Imparcial”; en 1913 fue director de “La Malora” y “La Vanguardia” en 1915.

5.- En 1916 conoció a Margarita Valladares y en 1923 se casó con ella. De su relación nacieron tres hijos. Al pintor le tocó vivir las revoluciones rusa y mexicana, las dos guerras mundiales, la depresión económica de 1929 y la guerra civil española.

6.- Su trabajo artístico lo desarrolló en imponentes sitios, como en el edificio de la Escuela Nacional Preparatoria en la Ciudad de México. Pintó “La Trinidad”, “La trinchera”, “La destrucción del viejo orden”, “Los aristócratas”, “Cortés y la Malinche”, entre otras obras que abordan el mestizaje y la historia de nuestro país. En el Palacio de Bellas Artes, por ejemplo, desarrolló “Katharsis”, “en el que representa un mundo mecanizado, envilecido y caótico”, expone el sitio oficial jalisco.gob.mx.

7.- De 1940 a 1941, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación decoró los murales “El movimiento social del trabajo” y “Las riquezas nacionales”. Algunos años se dedicó a la pintura de caballete y en 1947 comenzó la decoración exterior del edificio de la Escuela Nacional de Maestros y en un muro cóncavo proyectó “Alegoría nacional”. En el Castillo de Chapultepec realizó el tablero “Juárez redivivo”.

8.- Cuando radicó en Estados Unidos, de 1927 a 1934, Orozco pintó el mural “Prometeo” (1930) en la New School for Social Research de Nueva York, más otros murales sobre la fraternidad, la esclavitud, el arte y la ciencia.

9.- En Guadalajara, entre 1936 y 1939 pintó en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, los murales “El pueblo y los líderes” y “Alegorías al desamparo y a la revolución”. En el Palacio de Gobierno desarrolló a la figura de Hidalgo con una tea ardiente, “El circo político” y “Las fuerzas negativas”. En la capilla del Hospicio Cabañas pintó 40 murales al fresco donde se plasma la historia y el rostro nacional. Sin duda uno de los espacios que más aprecia el público turista.

10.- José Clemente Orozco fue miembro fundador de El Colegio Nacional y obtuvo el Premio Nacional de Artes en 1946. Su legado sigue siendo motivo de inspiración para los artistas consolidados y las nuevas generaciones.