Organizaciones civiles se manifiestan en exigencia de justicia por asesinato de Tomás Martínez

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Se manifestaron en las instalaciones de la Fiscalía y luego en el Zócalo de la ciudad.

Después de manifestarse en las oficinas de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), militantes de organizaciones civiles marcharon ayer de La Experimental, San Antonio de la Cal, al Zócalo de esta ciudad, para demandar el castigo a los autores intelectuales y materiales del reciente crimen del dirigente del Frente Popular Revolucionario (FPR) en la Sierra Sur, Tomás Martínez Pinacho.

“¡Tomás vive, la lucha sigue!”, “¡Tomás no murió, el Estado lo mató!”, “¡Camarada Tomás Martínez, en pie de lucha!” y “¡Vestido de verde olivo, políticamente activo, no has muerto, no has muerto camarada, tú muerte, tú muerte, será vengada!”, gritaron a su paso por las calles.

En un acto político, el presidente del Comité Estatal, Macario Otalo Padilla dijo que el asesinato constituye un mensaje de terror y amenaza no solamente en contra de sus compañeros y familiares, sino hacia el conjunto del movimiento popular.

“El mensaje es claro a quienes nos organizamos por cambiar la realidad de nuestros pueblos, a quienes no tenemos la intención de vender la justa lucha de nuestros hermanos. El mensaje es la muerte”, anotó.

A este mensaje de terror –asentó–, se hace necesaria una respuesta fuerte y clara de los pueblos y de las organizaciones para demostrar que la unidad construida en 2006, a través de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), es un espíritu que sigue vigente entre nosotros.

Destacó que el luto en la Sierra Sur se ha convertido en coraje y en ansias de lucha para transformar el dolor por el asesinato de Martínez Pinacho en algo más.

“Lo convertiremos en esfuerzo de unidad para retomar la esencia de nuestra gran APPO, para decirle a los terroristas de Estado, que si tocan a uno, tocan a todos”, añadió.

Subrayó que la pluralidad de ideas y sentimientos la deben convertir en unidad en la acción y en las calles para defenderse de la escalada represiva destinada a los hombros del pueblo

Por esto, llamó a las demás organizaciones y colectivos a sumar esfuerzos para afrontar la intención de desaparecer a los referentes democráticos, progresistas y revolucionarios, así como para exigir justicia por la represión en el 2006, los asesinatos de luchadores sociales y por la masacre en Asunción Nochixtlán.

Sin avances

Posteriormente, en declaraciones a la prensa, el dirigente informó que la FGEO no ha avanzado en la integración de la averiguación previa iniciada por el asesinato de su compañero.

“El Fiscal nos citó para decirnos que apenas están organizando su información nada más, que están solicitando los videos de las cámaras de seguridad para integrarlos a la carpeta de investigación”, señaló.

 

Retomaremos la esencia de nuestra gran APPO, para decirle a los terroristas de Estado, que si tocan a uno, tocan a todos.

Macario Otalo Padilla, presidente del Comité Estatal del FPR.