Piden investigación por feminicidio en Matías Romero

“¡Ayúdame mamá, me están matando!”, fueron las últimas palabras que Alma Hilda, le dijo a su mamá, María del Rosario, al pedir auxilio por teléfono y por lo cual piden que el caso se investigue como feminicidio, ya que no fue suicidio dentro de la escuela Justo Sierra en Matías Romero.

Durante la mañana de ayer, los padres de la ahora extinta, María del Rosario y Andrés Jiménez, acudieron al plantel educativo de la escuela preparatoria Justo Sierra ubicado en Matías Romero para pedir justicia e indicar que no fue suicidio, fue un feminicidio.

En un video difundido a través de un medio de comunicación, la señora pide que el caso se investigue y se proceda en contra de los presuntos responsables del asesinato de su hija, quien tenía muchas aspiraciones de salir adelante.

Alma Hilda, era madre soltera, tenía tres hijos y su gran ilusión era realizar la fiesta de XV años de su hija.

“Estaba ahorrando dinero para los XV años de su hija, ella no tenía problemas, era tranquila y también estudiaba, ya iba a ingresar a cursar una carrera”, expresó la mujer, sin poder contener el llanto.

“Mi hija era madre soltera, pero nunca abandonó a sus hijos, era trabajadora y a los tres los cuidaba”, expresó.

Dijo que el jueves recibió una llamada y era de su hija. “¡Mamá, ayúdame… me están matando!”, fueron las palabras que la mujer escuchó en el auricular y se cortó la llamada.

Doña María del Rosario salió de su domicilio y se fue a la escuela, pero al llegar ya no pudo entrar y estaban personas desconocidas que no le dieron información.

“El doctor que hizo la necropsia nos dijo que tenía un pequeño surco, además unas huellas en las manos que supuestamente se iba a cortar, pero nosotros pedimos que se investigue”, agregó, Andrés Jiménez.

El padre de la víctima indicó que no les entregaron el dinero que Alma recibió de un familiar y tampoco su teléfono celular.

En la agencia del Ministerio Público le entregaron una computadora y otros objetos, pero no el dinero y el teléfono celular.

“Nos enteramos que afuera de la escuela discutió con dos personas, pero eso se va a investigar y hace tiempo tuvo una relación con una persona de esta escuela”, reveló.

Los padres, acompañados de Luz Raquel Arreola colocaron cartulinas en la entrada del plantel educativo y pidieron que se investigue el feminicidio, ya que ellos están seguro que no fue suicidio.

Como fue informado, el pasado jueves fue localizado el cuerpo sin vida de Alma dentro del plantel educativo y por lo cual acudieron los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones con la finalidad de tomar conocimiento del caso.

La mujer, quien laboraba como prefecta, fue localizada colgada de la rama de un árbol y por lo cual tomó conocimiento personal de la Agencia Estatal de Investigaciones y peritos, iniciando la carpeta de investigación por el delito de homicidio.

La investigación continua para confirmar o descartar si se trató de un suicidio, ya que los familiares aseguran que fue feminicidio.