Científicos comienzan pruebas con ondas eléctricas para tratar el Alzheimer

La demencia neurogenerativa conocida como el Alzheimer ha sido durante décadas motivo de estudio. Profesionales de la salud y científicos expertos en la anatomía del cerebro han intentado comprender su complejidad. Simplemente con el propósito de lograr una cura o un tratamiento que logre detener su prácticamente imparable carrera. Han habido múltiples intentos, pero ninguno tan esperanzador como el más reciente. Y es notable ya que ha recibido soporte económico de filántropos estadounidenses, entre los que destaca Bill Gates.

Si Bill Gates está motivando la fase final de este proyecto, algún buen camino deben llevar los científicos. El tratamiento es obra de un grupo de expertos del Imperial London College de Inglaterra. Además de contar con la participación del Instituto de Investigación de la Demencia del Reino Unido. Tras demostrar sus teorías y algunas pruebas realizadas, recibieron una subvención de 1.5 millones de dólares, de los protagonistas antes mencionados, reseñó Daily Mail.

El tratamiento para el Alzheimer

Los expertos de los institutos británicos seleccionaron a 24 pacientes en un estado temprano de Alzheimer. Estos serán sometidos a terapias que implicarán sesiones diarias, de una hora, durante dos semanas. Les aplicarán una tecnología llamada estimulación cerebral por interferencia temporal. Consiste en emplear electrodos en el cuero cabelludo.

Estos electrodos envían dos haces inofensivos de alta frecuencia al cerebro. Ambos tienen medidas de frecuencia ligeramente diferentes. Entonces al cruzarse generan una tercera corriente diferente que esperan que llegue al hipocampo. Esta es la región del cerebro que se encarga de formar los recuerdos. "Con suerte, esto revivirá las mitocondrias del área, la fuente de energía en cada célula, que se daña con el Alzheimer", reseña el portal antes mencionado.

Los primeros ensayos se comenzarían a realizar en enero del próximo año. De esta manera será la primera vez que pacientes que sufren de Alzheimer tendrán un tratamiento que incidirá -ojalá- de manera positivo en la condición que sufren. "Este es un hito importante para nosotros, que concluye con años de trabajo en un desarrollo tecnológico revolucionario", dijo el Dr. Nir Grossman, parte del proyecto.