Lluvias dañan carreteras y caminos rurales en la Costa de Oaxaca

SAN PEDRO POCHUTLA, Oaxaca.- Derrumbes en carreteras, ríos desbordados, caída de árboles y caminos rurales con dificultad de acceso por el exceso de lodo, son una constante luego de tres días de lluvias intensas en la Costa, derivadas de la zona de baja presión estacionaria en el sur de Oaxaca.

A pesar de que no se han registrado daños materiales mayores o pérdidas humanas en toda la región, las lluvias, que se han mantenido de forma constante desde el pasado domingo, han ocasionado diversos derrumbes en carreteras federales en tramos como La Redonda y Puente Coyula (vía federal 200) y varios trechos de la carretera 175 entre los municipios Pochutla y Candelaria, lo que ha ocasionado interrupciones temporales en la circulación o dificultades por la obstrucción de uno de los carriles.

Caída de árboles y casas inundadas en Pochutla

En Pochutla, corporaciones policiacas, bomberos e integrantes de Protección Civil, se han mantenido alertas a los llamados de la ciudadanía. Según un reporte de daños del área de Seguridad y Protección Civil, en las últimas horas se ha atendido la caída de árboles en dos casas, una en la colonia Los Mangos, Zipolite, y otra en la Sección Cuarta del centro de Pochutla, así como el deslave de una ladera sobre un domicilio en la comunidad La Oscurana, Chacalapa.

Otras caídas de árboles, con daños menores, se registraron en el Jardín Botánico de la UMAR, ubicado cerca de la localidad Tololote, en la llamada franja que conduce a Apango, así como en Barrio El Aguaje, Puerto Ángel.

Integrantes de Protección Civil realizaron trabajos para el despeje de la carretera 175, a la altura de la comunidad Comala, por la caída de árboles en la vía y su obstrucción al tránsito de automovilistas.

Desde la noche del martes se reportó la inundación de la comandancia de la policía turística, ubicada en Zipolite, por lo que funcionarios limpiaron y desazolvaron el lugar.

A esta, se suman dos casas más que se inundaron el pasado lunes, una en Puerto Ángel –barrio Ocho de Octubre- y otra en la colonia Chapingo a un costado de la casa comunal, cuyas familias fueron apoyadas por las corporaciones.

Deslaves y caminos intransitables

Álvaro Servín, director de Protección Civil municipal en Pochutla, destacó que debido a la gran cantidad de humedad, se presentaron constantes deslaves en caminos y vías como en el libramiento –barrio El COBAO-, barrio El Chubasco y en una parte de la cinta asfáltica de la carretera tramo Pochutla-Puerto Ángel, en el paraje que corresponde a la localidad Arroyo Cruz, que ya fue notificado a la SCT para su atención, sin respuesta.

Adicionalmente, informó que debido al exceso de lodo, el camino de terracería que abarca del crucero de Copalita –sobre la vía 175- hacia la agencia Los Naranjos Esquipulas, se encuentra en pésimas condiciones para el tránsito de automóviles.

Ríos desbordados en Tonameca

En Tonameca, autoridades monitorean los ríos Tonameca y San Francisco La Frutilla, pues se desbordaron, ocasionando que no haya acceso a la laguna Bajos del Palmar, de la localidad Rincón Alegre, donde ambos afluentes desembocan.

En similar situación se encuentra la laguna Chacahua –en la misma zona- que por el aumento de agua, se desbordó en uno de los caminos, lo que impide el acceso hacia el cuerpo lagunar.

El presidente municipal Hugo Castrejón Martínez detalló que cuadrillas de Protección Civil municipal realizaron trabajos desde la tarde del martes para remover escombros por deslaves y caída de árboles sobre la carretera federal 200, así como en los accesos a las comunidades Cerro Gordo, Tigrero y Rincón Bonito, donde el lodo y reblandecimiento de tierra hacen intransitable el paso.

Vigilan niveles de arroyos en Huatulco

En Huatulco, funcionarios informaron que se inspeccionan los niveles de los ríos y arroyos, en especial arroyo Chahué, donde los niveles aumentaron de forma drástica, lo que inquietó a la población. Debido a ello se visitó a la comunidad para dar las recomendaciones pertinentes en caso de una crecida más grande que pudiera poner en peligro la integridad de las familias que ahí radican.

Personal del área de Protección Civil de dicho municipio apoyaron para despejar la carretera federal 200 a la altura del puente Coyula, donde la caída de árboles ocasionó la obstrucción por algunas horas de la vía.

Carretera a Pluma, en el abandono

Resalta el caso de la carretera estatal que conduce de Copalita al municipio de Pluma Hidalgo, cuyo mal estado se ha agravado con las recientes lluvias, y donde transportistas y particulares han tenido que apoyar para despejar diversos escombros de tierra, piedras y ramas, ante la omisión de autoridades de Pluma Hidalgo, quienes tendrían que ser los primeros respondientes para evitar tener incomunicada a la población.

Mientras las autoridades encabezadas por el edil Josué Silva brillan por su ausencia, trabajadores de la finca San Juan y operadores de la empresa Huatulco 2000 han tenido que realizar las labores de limpieza.

3

días de lluvias intensas se registraron en la Costa

175

y 200 son las carreteras con diversos daños