Celebración a Tamayo

MISCELÁNEA

Ayer celebramos el 121 aniversario del nacimiento de un oaxaqueño insigne: el maestro Rufino Tamayo, ícono del arte mexicano y universal. Su prolífica obra consta de más mil trescientos óleos, 465 obras gráficas, 350 dibujos, 20 murales y un vitral.  En esta herencia monumental, fusión de las culturas mexicanas ancestrales –influencia de su paso por el Departamento de Etnografía, su primer trabajo, encargo de otro paisano ilustre, José Vasconcelos- y las principales vanguardias artísticas del siglo 20, predomina el color, la armonía, la textura y un sello imperecedero de mexicanidad decisiva.

En una entrevista con Víctor Alba, realizada en 1956 y recogida en el libro Coloquios de Coyoacán con Rufino Tamayo, el maestro proclama: “Mi sentimiento es mexicano, mi color es mexicano, mis formas son mexicanas, pero mi concepto es una mezcla (…) Ser mexicano, nutrirme en la tradición de mi tierra, pero al mismo tiempo recibir del mundo y dar al mundo cuanto pueda: este es mi credo de mexicano universal”.

Juan Carlos Pereda, historiador de arte y quizá, el principal estudioso y difusor de la obra de este mexicano universal, señala su coincidencia: “Tamayo es un pintor de profundidades mexicanas; es un pintor que no necesariamente pinta escenas de folclor o costumbristas o indigenistas, sino más bien lo hace desde ahí, desde ser él mismo, una gente que asume su herencia y luego la enriquece, la pone a dialogar con cosas tremendamente sofisticadas, como Matisse, Picasso, Miró, con toda la vanguardia internacional”.

Hoy lo celebramos, con la esperanza imperecedera que -más pronto que tarde- se vuelvan a abrir las puertas de la casona de Morelos 503, sede de otra herencia raigal del maestro: el Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo de Oaxaca.

Otro cumpleañero del mismo día, Julio Cortázar (26 de agosto, pero de 1914) escribió conmovido acerca del Museo, después de visitarlo: “Oh pequeño pueblo maravilloso, te guardaré siempre en mi corazón”. 

Nosotras y nosotros, [email protected] irreductibles, también.