Cuando la ciencia y la música convergen

Ciencia a la mano

La ciencia es parte de nuestra vida cotidiana: está en la cocina, en la naturaleza e incluso en la música que te gusta escuchar. Unknown pleasures es el primer disco de estudio de Joy Division, una famosa banda inglesa de punk-rock. El álbum debut de la banda se lanzó en 1979 y desde entonces ha sido sumamente aclamado alrededor del mundo; incluso, el álbum es catalogado por la revista Rolling Stone como el vigésimo mejor álbum de su lista 100 Grandes Álbumes Debut de Todos los Tiempos. Y así como no hay duda del impacto canónico del álbum, lo mismo se puede decir de su portada, pues está impresa en un montón de playeras y posters, seguro la has visto alguna vez, ¿pero sabes qué significa?

Este extraño patrón blanco sobre negro está basado en una imagen publicada 12 años antes por una astrofísica norirlandesa llamada Jocelyn Bell; las líneas que asemejan montañas, son en realidad las primeras emisiones de radio captadas emitidas por un púlsar: una estrella de neutrones giratoria. Cuando la estrella gira, emite radiaciones electromagnéticas que pueden ser captadas por radiotelescopios; cada línea de la imagen es un pulso individual. La detección de estas radiofuentes  ha sido clave para construir la teoría de la evolución estelar. Durante mucho tiempo, la comunidad científica invisibilizó a Bell y a su trabajo; tanto, que cuando el descubrimiento fue reconocido por la concesión del Premio Nobel de Física, ni siquiera estuvo nominada, a pesar de que ella fue la primera en observar dichos pulsares. Pese a  que el descubrimiento fue uno de los logros científicos más significativos del siglo 20, el Nobel se lo llevó su asesor de tesis, Antony Hewish.

¿Pero, cómo las ondas de un pulsar llegaron a ser la portada de uno de los discos más relevantes en la historia del punk?

El diagrama de estas ondas terminó en la Enciclopedia de Astronomía de Cambridge, y allí lo encontró Bernard Sumner, el guitarrista principal de Joy Division.

Como ves, la ciencia está en todos lados, hasta en la música, y es urgente que el trabajo de mujeres científicas se reconozca de la misma forma que se hace con los hombres; las mujeres también hacemos ciencia y somos una parte grande e importante de la comunidad científica.

Envíame tus preguntas y comentarios a mi twitter: @una_maria_mas_