Familiares de un paciente fallecido señalan presunta falta de claridad en diagnóstico de coronavirus

SAN PEDRO POCHUTLA.- La muerte de un paciente originario de Zipolite que era atendido en el Hospital de Pochutla por una afección crónica y fue canalizado al área COVID, generó polémica entre sus familiares que pusieron en duda el diagnóstico por coronavirus y mostraron su inconformidad por la poca claridad en los criterios médicos.

Señalaron que hubo mal manejo de la información en el hospital y del cuerpo pues la funeraria se los entregó sellado bajo protocolos sanitarios, pero con descuidos en la documentación y cuestionaron el diagnóstico pues aseguraron, su familiar, un hombre adulto, nunca presentó síntomas de COVID-19.

Dijeron que se enteraron de las causas oficiales del deceso por una hoja simple escrita a mano entregada por la funeraria en la que se explicaba como motivos de la defunción insuficiencia respiratoria, neumonía atípica, posible COVID 19, y la patología original: cirrosis hepática.

Los familiares de M. Z. C., se mostraron escépticos ante el diagnóstico de COVID, pues insistieron, su traslado al hospital se debió a un fuerte dolor en el hígado y en apariencia no mostraba tos, problemas respiratorios u otro síntoma de COVID.

Entrevistada sobre el tema, Yaneira Castellanos Nava, jefa de la Jurisdicción Sanitaria número 04, explicó que el personal médico del hospital de Pochutla actuó de acuerdo a definiciones operacionales y con un protocolo de detección de síntomas apegados a lo que dicta la Secretaría de Salud federal.

Aceptó que es probable que no haya existido comunicación eficiente del personal de las áreas de urgencias y Trabajo Social hacia los familiares, pero ello no implica que el paciente no haya sido diagnosticado correctamente.

Expuso que se aplicó un test al enfermo, a pesar de la prevalencia de una patología crónica –cirrosis-, detallándose que hacía por lo menos una semana presentaba malestares respiratorios que derivaron en neumonía, ante lo cual se le consideró sospechoso de COVID-19, pero ya no hubo tiempo para confirmar el diagnóstico, dado que murió horas después.