Viven indígenas en pobreza y marginación en Oaxaca

TUXTEPEC, OAX. Aún cuando Oaxaca es el estado con mayor población indígena de México, la relación entre los pueblos y el estado nacional ha sido y continúa siendo de subordinación, a pesar que de los 570 municipios 418 se rigen por la forma tradicional de usos y costumbres, lo cual no ha evitado que vivan en la pobreza, por lo que las comunidades habitadas por estos grupos, mantienen la esperanza que con el gobierno actual puedan mejorar sus condiciones de vida.

Al hacer dicho comentario, en el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se llevó a cabo este 9 de agosto, el dirigente de la Unión de Comunidades Originarias, Santos Marcial Lucas, señaló que a los indígenas les falta el apoyo por parte del presidente Obrador, pues en estos años de gobierno no se ha visto realmente la ayuda que dijo le ofrecería para que la vida de los pueblos indígenas fuera otra.

Pero parece que no esto no ocurre, ya que por ejemplo los conflictos agrarios por la disputa de las tierras persiste en las comunidades acarreando con ello, violentos enfrentamientos, ya que insistió que para ello se requiere de una verdadera voluntad política, lo que hasta ahora no ha existido, y mientras no haya seguirán prevaleciendo los conflictos, lo cual no sólo pasa en Oaxaca, sino en todo el país en donde existen pueblos indígenas.

Aunque considera que es todavía prematuro decir que el presidente no hará nada o que se ha olvidado de los indígenas de Oaxaca y de toda la República, por lo que estima que hay que darle tiempo al tiempo, es espera de mejores respuestas y hechos sustentables para todos los pueblos que viven en la pobreza, muchos en la marginación y pobreza extrema sin sustento alimenticio y vivienda digna, mientras otros viven en la opulencia o se roban el dinero que tanta falta hace a los indígenas.

Pues ellos, quienes viven en estos pueblos, son quienes siembran la tierra, cultivan y producen todos los alimentos con los que la población de este país, puede nutrirse, lo cual no se toma en cuenta, ya que estos son objetos de racismo, cuando debieran ser motivo de orgullo de esta raza de la que provienen los mexicanos.