Vecinos de distintos barrios de Salina Cruz preocupados por el aumento de la indigencia

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Alarmados, vecinos de distintos barrios de Salina Cruz, principalmente del centro de la ciudad, llaman la atención sobre un problema que crece: la indigencia.

En una ciudad convocada a ser protagonista del desarrollo global tras su incorporación a uno de los programas más ambiciosos del actual gobierno federal, se vive una situación crítica en cuanto al aumento de personas en situación de calle, sin que hasta el momento se conozca alguna estrategia del gobierno local para brindar atención oportuna a este fenómeno social. 

Durante las últimas fechas, el número de indigentes en las calles de Salina Cruz ha aumentado. "Quién sabe de dónde salen, pero cada vez que voy al centro observo más", aseguró Edith Clemente, vecina de la colonia Juquilita. 

En tanto, comerciantes del mercado Ignacio Zaragoza y aledaños sostienen que, aunque en la mayoría de los casos no se trata de personas agresivas, sí se trata de individuos que padecen de sus facultades mentales o se encuentran entre las garras del alcoholismo. Además, indicó Virginia Ávila, el olor que despiden dichas personas causa molestias entre los comensales de los puestos de antojitos que se instalan en la zona del centro de la ciudad. 

Durante un recorrido, se pudo contabilizar entre 25 y 30 personas que deambulan por calles y avenidas tales como Progreso, Guaymas, Mazatlán, Acapulco, Tampico, Manuel Ávila Camacho, 5 de Mayo y Puerto Ángel, entre otras zonas cercanas, libando y lanzando improperios a diestra y siniestra. 

Se han hecho tan habituales estos actos que a veces ya la gente no se preocupa, pero he notado que poco a poco se continúa incrementando el número de personas en situación de calle que aparentemente no tienen hogar ni familiares que les auxilien ni mucho menos hay iniciativa alguna de parte de la autoridad local para encontrar una solución a esta problemática, indicó otro de los vecinos. 

Hasta ahora no recuerdo de algún programa de trabajo social de ninguna dependencia o autoridad local o estatal para rescatar a estas personas de las garras del alcohol y las drogas, recordó un hombre. Añadió que no hay trabajo social de ninguna instancia.