Fritas, las ventas en Pasillo de las Carnes del Mercado 20 de Noviembre

La reactivación de actividades en la capital oaxaqueña tras cuatro meses de confinamiento por el virus COVID-19 no ha beneficiado a los comerciantes del pasillo de carnes del mercado 20 de Noviembre.

Lidia Bolaños, representante del pasillo, señaló que las ventas se mantienen en un 20 por ciento ya que el turismo sigue sin visitar el estado y sus clientes locales no son constantes en sus compras, ya que “también están pasando por la misma situación de nosotros y no tienen dinero”.

“Es lo mismo, no hay dinero. Aunque abramos todos los locatarios, en el estado no se está generando dinero. No hay turismo, no hay venta y por eso no hemos incrementado”, lamentó.

Recordó que durante los cuatro meses de confinamiento para evitar el contagio masivo por el nuevo coronavirus, sólo cuatro de los 33 locatarios decidieron bajar sus cortinas, pero a pesar de que ya regresaron todos a laborar, a todos les sigue yendo mal en las ventas.

“A veces no vienen dos o tres a trabajar, pero estamos los otros 30 así que todos seguimos igual, no es que eso beneficie”, señaló.

La representante afirmó que es poca la cantidad que se surte para vender, pero lamentó que los productos también han aumentado de precio, lo cual complica aún más la situación de los comerciantes.

También recordó que todos los comerciantes del Centro Histórico continúan trabajando de 8 de la mañana a 6 de la tarde esto debido a la disminución del horario en el transporte y la inseguridad. 

“Lo único que está aumentando es la inseguridad, han habido más asaltos y nadie está dispuesto a quedarse hasta después de las 6 porque no queremos perder lo poco que sacamos en el día”, manifestó.

Lidia Bolaños declaró que entiende que la ciudadanía no tiene dinero, “como esto no es del estado sino de todo el mundo sabemos que no hay dinero, no hay viajes y pues no nos visitan; esto está afectado a todo el mundo”.

Además, mencionó que en cuanto se vuelvan a  reactivar los viajes y los turistas regresen al estado, comenzará a circular la economía en la capital porque ahorita a pesar de que estén abiertos hoteles y restaurantes, no hay visitantes.