Acusan a edila de de Reforma de Pineda de buscar violentar a exalcaldesa

La presidenta municipal de Reforma de Pineda, en el Istmo, Aracely García Hernández, creó la regiduría de ornato para asignar a Rosa María Aguilar Antonio, a quien desde el inicio de su administración impidió el ejercicio de su cargo.

A pesar de que desde hace un año ocho meses lo anterior fue denunciado ante el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO), la presidenta sigue ejerciendo violencia política por razón de género.

“A un año ocho meses no me ha permitido ejercer mi función, no me ha dado espacio, no me ha pagado mis dietas, tampoco citado a reuniones de cabildo a pesar de que la Secretaría General de Gobierno la ha citado tres veces ella no ha llegado, éste es el segundo juicio, el TEEO le ha puesto multas, hecho exhortos y notificaciones, pero ha hecho caso omiso”, señaló Aguilar Antonio.

Rosa María Aguilar Antonio es una mujer zapoteca y la primera presidenta municipal de México que llegó por la vía independiente en el 2016.

Ella desempeñó el cargo durante el periodo 2017-2018.

En el proceso para la renovación de las presidencias municipales volvió a contender en busca de reelegirse, pero los votos no le favorecieron para ocupar de nueva cuenta la presidencia municipal pero sí para una regiduría.

Al iniciar el actual gobierno, la presidenta Aracely García Hernández no convocó a Rosa María Aguilar Antonio a rendir protesta ni le asignó ninguna regiduría.

Tras lo anterior el 17 de enero de 2019 demandó vía juicio ciudadano ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) su incorporación al cabildo del municipio de Reforma de Pineda.

Simulación

El 19 de marzo de 2019 el TEEO ordenó a la presidenta tomar protesta a la actora como regidora y darle el espacio para desarrollar sus actividades.

Después de varios trámites, el 1 de junio de 2019 le tomó protesta como “regidora de ornato”.

De nueva cuenta fue iniciado otro juicio para la protección de los derechos político electorales que se abrió bajo el número JDC/125/2019 en el que demandó el pago de dietas, la asignación de espacio de trabajo y el cambio de regiduría toda vez que la de ornato, fue creada específicamente a manera de ejercer burla además de que refuerza estereotipos de género.

Resultado de la demanda, el TEEO falló a favor de Aguilar Antonio y señaló la existencia de violencia política en razón de género.

En este sentido demandó medidas de protección mismas que no se han cumplido, de la misma manera ordenó el pago de las dietas, la asignación de una regiduría funcional, asignación de espacio de trabajo y que se le convoque a sesiones de cabildo, lo cual ha sido incumplido por la alcaldesa.

Ambos Juicios para la protección de los derechos políticos-electorales (JDC) tienen vista tanto en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Secretaría de las Mujeres de Oaxaca (SMO), el Congreso de Oaxaca, entre otras dependencias.