Garantiza AMLO continuidad a estrategia contra "gasolinazos"

No habrá gasolinazos, suceda lo que suceda, a pesar de que el país enfrenta la caída del precio del petróleo crudo que exporta, así como la emergencia sanitaria por el COVID-19, afirmó este lunes el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No van a haber gasolinazos, suceda lo que suceda, ahora que enfrentamos la caída en el precio del petróleo crudo, que exportamos y que al mismo tiempo se redujo por la pandemia el consumo, bajó el precio de las gasolinas de importación y el precio al consumidor. En vez de inventar un impuesto, un derecho, algo para que se usaran excedentes en atención a la pandemia, decidimos que bajaran también los precios de los combustibles”, explicó.

El mandatario llamó a los gasolineros para mantener un precio razonable en la venta del combustible, ya que “siempre se tiene que considerar que la iniciativa privada, las empresas deben tener utilidad, pero tiene que ser una ganancia razonable, no excesiva, que no sea lucro, sea una ganancia que no dañe, afecte la economía popular, familiar y nacional”.

Durante la conferencia de prensa mañanera, dijo que las gasolinas son fundamentales no solo porque mueven a personas, mercancías, sino porque su precio influye mucho en la carestía de las cosas, en la inflación; si aumenta mucho el combustible se registra de inmediato en una inflación, en el incremento de precios.

Antes se pensaba que, si aumentaba la gasolina, con los famosos gasolinazos no pasaba nada. Hubo un secretario de Hacienda (Ernesto Cordero), que llegó a sostener que los gasolinazos no afectaban a la población porque la mayoría de los mexicanos no tenían automóviles. Imagínense, declaró.

López Obrador subrayó que desde que llegó al gobierno se decidió no aumentar, en términos reales, los precios de los combustibles, y  afirmó "hemos cumplido".  Reiteró que se va "a continuar con esa política a partir de que Petróleos Mexicanos (Pemex) y Hacienda no aumenten los precios de las gasolinas y al mismo tiempo no aumenten el impuesto a las gasolinas", dijo.

En la conferencia en Palacio Nacional se entregaron reconocimientos a los dueños de las gasolineras por mantener un precio razonable y no aumentar los costos del combustible, además de vender litros completos, sin trampas en sus bombas despachadoras.