Vuelven a clases en línea, escuelas particulares de Oaxaca

Inician curso de regularización

Como una estrategia para mantener cautiva a su matrícula y cobrar la mensualidad completa de agosto, las escuelas privadas suelen comenzar clases antes del arranque formal de cada ciclo escolar y para el 2020-2021 no será la excepción. Algunas comienzan desde hoy con su estrategia en línea, como parte de un curso de regularización.

“Están privilegiando la materia de la maestra titular, español, matemáticas, conocimiento del medio y lengua materna”, explicó Jazmín, una madre de familia cuyo hijo Darío comienza a cursar a distancia el segundo año de primaria a partir de este lunes, en una escuela particular de la ciudad de Oaxaca.

Gastar en una computadora

Previamente, la maestra de su hijo le compartió el horario escolar que considera dos horas de clase grupal en línea, de lunes a viernes, a través de la plataforma de Google Meet, lo que la orilló a adquirir una deuda superior a los 10 mil pesos, para adquirir una computadora para Darío.

A Jazmín le afligía es que Darío se dañara la vista o la forzara viendo los contenidos a través de la pantalla del celular, como lo hizo al final del ciclo pasado, pues en su colegio utilizaron la plataforma de Zoom.

La ventaja es que mientras las clases no vuelvan a ser presenciales, Jazmín ni su esposo Álvaro tienen que gastar en uniformes, libros de texto, cuadernos u otro tipo de material escolar, “nos dijeron que por ahora mientras sea en línea con lo que tengamos en casa, podemos reutilizar los cuadernos, lápices y colores”.

Al final del ciclo escolar Jazmín había considerado cambiar a Darío de su escuela privada e inscribirlo en una pública, “porque no me quedé satisfecha con la plataforma Zoom” y las pocas habilidades tecnológicas que evidenció el profesorado, pero está consciente que como madre trabajadora no va tener el tiempo completo para estar con él y las clases por televisión no le convencen.

“Le estoy dando un voto de confianza a la escuela, porque dijeron que los profesores recibieron capacitación intensiva y a partir de este lunes vamos a ver qué tanto les sirvió”, advirtió.

"No hay de otra"

Lorena hubiera querido también cambiar a Sebastián de escuela y dejar de pagar los 2 mil 900 pesos mensuales o los 4 mil 800 pesos que pidieron al inicio de ciclo como inscripción, cuota de padres de familia y material escolar, pero no confía en la efectividad de las clases por televisión.

En un intento por evitar que la escuela de Sebastián perdiera alumnos, sus directivos dieron las facilidades para pagar esos 4 mil 800 pesos en parcialidades a diciembre, pero la colegiatura debe liquidarse completa antes del onceavo día de cada mes, para evitar recargos.

Desde el viernes pasado Lorena recibió de manera electrónica el nombre del nuevo profesor de Sebastián que estará al frente de las clases virtuales y cómo se distribuirán en un horario de 9:00 a 3:30, intercalando clases grupales y en pareja, de acuerdo con la materia.

“Mi hijo no quiere estudiar conmigo, ni con su abuela, así con las clases en línea al menos no se olvidará de lo que aprendió de manera presencial”, expresa intentando consolarse, ya que a partir de este lunes deberá estar atenta de las clases en línea que le imparten a Sebastián, pues quiere evitar que se distraiga.