La Sección 22 ven simulación en detención de policías

La Sección 22 del SNTE sostuvo que el encarcelamiento de ex jefes y agentes de la entonces Policía Ministerial del Estado, por presuntamente participar en la desaparición forzada de los militantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR), Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, sucedida en mayo de 2007, representa sólo un paliativo para simular que existe acceso a la justicia y castigo a los responsables.

“Después de 13 años, la justicia mexicana apenas libra una orden de aprehensión en contra de los responsables de la desaparición, sin considerar aún las graves faltas que cometieron bajo la orden de Ulises Ruiz Ortiz en el 2006”, señaló.

En una comunicación, la organización sindical expuso que en la calle y en las oficinas de gobierno, se pasean los asesinos del pueblo, como Ulises Ruiz Ortiz y demás funcionarios, quienes sin humanidad alguna asesinaron, encarcelaron y persiguieron a maestros e integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

“La verdadera justicia llegará cuando todos los asesinos, responsables materiales e intelectuales de estos hechos, de la agresión del 2006 y muchos atropellos más estén tras las rejas, sobre todo, cuando vivamos en un país libre de la persecución y desaparición forzada donde no se criminalice la protesta social”, asentó.

Ante esta situación, exigió que todos los involucrados en la represión del 2006 bajo la orden de Ruiz Ortiz y de la masacre de lesa humanidad en Nochixtlán, sean castigados con cárcel.