Acusan al presidente del CEN de Morena por simulación ante el TEPJF para permanecer en la dirigencia

Señala el diputado federal Armando Contreras

El diputado federal Armando Contreras Castillo acusó al presidente interino del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, de simular el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que mandata elegir al presidente y secretario general de la dirigencia a través de encuesta, con el único propósito de mantenerse en la dirigencia.

Expresó que el tribunal federal resolvió que la encuesta deben ser el medio para elegir al presidente y secretario general del comité nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) antes de que termine el mes de agosto, pero además hay una convocatoria del CEN para llevar a cabo asambleas en los 300 distritos federales, consejos estatales y congreso nacional para nombrar a los consejeros, “el problema radica en que el CEN pretende que sean estos consejeros electos entre los que se realice la encuesta para elegir presidente y secretario general”.

Manifestó que, sin duda, lo que se pretende es burlar la resolución del tribunal electoral federal con la emisión de una convocatoria a asambleas, toda vez que no existen condiciones para llevarlas a cabo porque no hay padrón confiable de militantes, porque en el contexto de la pandemia de COVID-19 no es posible en una asamblea reunir a miles de personas y porque hay diferencias internas en el método.

“Este método se agotó cuando Morena ganó la presidencia de la República con Andrés Manuel López Obrador, ya que su militancia creció de manera exponencial”.

Dijo que Ramírez Cuéllar y su grupo a sabiendas de que no se puede hacer el proceso normal, están convocando a la realización de asambleas para que después la Secretaria de Salud les indique que no se pueden realizar por la pandemia y, entonces, “afirmen que como ya no se pudieron hacer las elecciones ellos se quedan en la dirigencia nacional, porque el fondo del asunto es que ellos están tratando de ganar tiempo para permanecer en sus cargos y operar en el proceso electoral”.

"Juego desleal" 

Contreras Castillo destacó que esta actitud atenta contra la unidad de Morena y no tienen la legitimidad ni la legalidad para hacerlo.

“Este es un juego desleal a la militancia, al presidente López Obrador y a la Cuarta Transformación”.

“Nosotros decimos que se debe cumplir con la sentencia del tribunal federal porque de no hacerlo así dejaríamos mal precedente por desacatar una resolución judicial y ponemos en riesgo la legalidad de nuestros dirigentes. Por otro lado, pensamos que se deben realizar las encuestas para elegir presidente y secretario general, porque eso promovería la unidad interna del partido, la unidad del movimiento, se evitarían muchos problemas y resolvería los conflictos internos, y, por tanto, dejamos las facciones, grupos y corrientes; tendríamos una dirigencia legítima que promovería la unidad, el trabajo y, sobre todo, ensancharía las posibilidades del triunfo electoral para el 2021”.

Expresó que el juego consiste en emitir la convocatoria para las asambleas, sabiendo de antemano que cuando se consulte a la Secretaría de Salud va a decir que no se pueden realizar y, entonces, las suspenden pero se queda en la dirigencia del partido para poder procesar las candidaturas.

“¡Ese es el juego!”, concluyó.